Deseo 3

I.M., Granada

Dedicada a Mertxe por hacerme recordar que lo recuerdo y a Rosa por mostrarme la música


Gacela del amor desesperado

La noche no quiere venir
para que tú no vengas
ni yo pueda ir.
La noche no quiere venir.

Pero yo iré,
aunque un sol de alacranes me coma la sien.
Pero tú vendrás
con la lengua quemada por lluvia de sal.

El día no quiere venir
para que tú no vengas
ni yo pueda ir.
El día no, no quiere venir.

Pero yo iré
entregando a los sapos mi mordido clavel.
Pero tú vendrás
por las turbias cloacas de la oscuridad.

Ni la noche ni el día quieren venir
para que por ti muera
y tú mueras por mí.
Para que tú mueras por mí.

Ni la noche ni el día quieren venir
para que por ti muera
y tú mueras por mí.
Para que tú mueras por mí.
Para que yo muera por ti.


51 comentarios:

Fernando dijo...

morir de lso amantes..la petite morte...es quizás el pequeño placer del encuentro...

alittlepainagain dijo...

Segun mi punto de vista, muy bonito y con cierto toque de tristeza. Me ha gustado, asi que me iré pasando. Besos.

Goliardo dijo...

¿Por qué será que Lorca siempre nos escarba el corazón? En Argentina lo sentimos un poco nuestro, hay sitios en Buenos Aires que recuerdan su paso ¡Y qué decir de Alberti! Si hasta mi padre pasó una noche de pocker con él, aunque don Rafael no jugó, pero sirvió unos tragos (en casa de los Ibañez Serrador).
Ya lo ves, amiga, los buenos regalos no sólo se disfrutan, sino que disparan evocaciones diversas. Gracias por este. Curiosidad: ¿quién lo musicalizó?

Bel dijo...

Querido Fernando:
Yo diría que Lorca no habla sólo de "la petite morte", aunque ésta sea muy importante, claro...pero considerando su obra y sus obsesiones, me parece que la grande juega aquí también su papel.
Un beso.

------------------------------

Alittlepainagain:
Qué curioso que después de Fernando con "la petite morte", vengas tú, con tu pequeño dolor.
Espero que en tu caso sí que sea sólo pequeño, aunque parece que recurrente.
Muchísimas gracias por tu visita y tus palabras.
Un cálido abrazo de bienvenida.

Bel dijo...

Querido Goliardo:
Creo que porque (reproduzco aquí mi comentario a Mertxe):
"En realidad pienso en Lorca siempre. Constantemente hay algún verso de Lorca que me ronda. Como para tu familia (otra de tus sugerentes evocaciones) hay algo de Lorca siempre presente en algún rincón de mi memoria que intermitentemente reclama mi atención. Yo creo que no sólo era inmenso, también era superior. Sus palabras se deslizan y ordenan como si hubieran nacido solas, como si se adaptaran a un ritmo creados por y para ellas, como si las metáforas nacieran con la facilidad de lo inevitable. La impresión es la misma que produce Mozart. Todo es/está ahí y reconoces que no podría ser/estar de otra manera."
Y mucho más, claro. En Lorca siempre hay mucho más.
Qué maravilla tu evocación y el recuerdo de tu padre (así, pues, de casta le viene al galgo). Gracias a ti. Siempre me emocionan las anécdotas de personas que tuvieron algún tipo de relación con nuestros exiliados. En mi familia hubo unos cuantos.
El autor y cantante es Amancio Prada. También hizo una hermosa versión de la obra de San Juan de la Cruz.
Un abrazo.

Goliardo dijo...

Querida Bel:
Estoy conmocionado por una coincidencia: en el preciso momento en que leía tu respuesta a mi comentario (que inspiró un próximo post sobre anécdotas que me vincularon indirectamente con exiliados de la Guerra Civil), tú dejabas tu comentario en mi blog. Eso ha interrumpido, gratísimamente, la escritura por un rato. Ahora me das un motivo más, sólo dame un tiempo, y sé que te llevarás un merecido regalo. Mientras tanto, brindo por esta magia, que cruza océanos tan rápido.

amor dijo...

y definitivamente entregarse y darse y tomar y amar es más fuerte y poderoso que la noche y el día


(hola, niña)

s

Goliardo dijo...

Hola de nuevo, Bel. Ya está hecho, en unos días más, luego de que termine con los post de la Ilíada, recibirás un regalo de mi parte. De corazón, espero que te guste. Te envío un gran abrazo.

alfaro dijo...

Hace una vida que esto fue escrito y para siempre.
y para siempre una quisiera perderse en esas palabras.
Como siempre, querida Bel, gracias porque siempre sabes hallar la belleza y dejárnosla aquí.
Como verás el título es... "siempre", debe ser el inconsciente que me trae la voz bellísima de Amancio Prada recitando-cantando a San Juan de la Cruz,
Un beso.

Clarice Baricco dijo...

Letra y voz que inundan el alma.
Me impactó la imagen. Es como si fuera una fotografía y enmedio una pintura. Hermosa.

Abrazos y deseando lo mejor.

MGJuárez dijo...

Bel: excelente foto. Granada y este tiempo y sus grietas que hacen afloran esos granos vivaces y agridulces, ásperos al paladar, precisos de dulzura. Quizás provenga ésta, de tus manos, que en cierta manera nos dejas aquí todo un mundo poético y personal, desgranandose el sentimiento...

La voz de Amancio, un acierto para la lírica de FGL.

Un abrazo,
Montse.

Inuit dijo...

..pero la realidad es otra, nadie muere por nadie, cada uno muere en sí mismo. La muerte es indivisible.
No se puede compartir. El acto físico del morir es de uno....pero claro, en el terreno del amor,dichosas pasiones,para lo bueno y lo malo.
Me encartan las granadas, verlas y comerlas, en tazón y con cucharilla,pero hay que limpiarlas con guantes y eso las hace un poco antipáticas.
Inuits

gloria dijo...

Pero yo iré, pero tú vendrás...
Siempre he adorado a García Lorca, tanto su verso como su prosa, porque siempre, por más que lea, me produce un dolor interno indescriptible, un sentir agudo, desnudo, al descubierto, sin músculo ni hueso.
Un millón de gracias Bel por esta maravillosa entrada.

Bel dijo...

Goliardo:

Estoy deseando abrir el regalo. Pero como me hacen también muchísima ilusión tus Iliadas, esperaré con paciencia.
Un abrazo.

--------------------------------

Santi:

Gracias por tu visita, tus palabras y tu saludo (se lo diré a mi espejo, que se empeña en saludarme de otro modo).

Un beso.

---------------------------------

Sí, Alfaro, estoy completamente de acuerdo. Perderse como en un sueño, en semi-vigilia, acunada por cierta música...

Gracias a ti. Mil besos.

---------------------------------

Graciela:

Me alegro tantísimo de que te haya impactado. He pensado mucho en ti mientras ponía la imagen. Sigue siendo culpa del teléfono...
Gracias, Clarice.

Un abrazo, siempre.

-------------------------------


Montse:

Que una artista de la imatge com tu em digui això em fa sentir cofoia :-))

Precioso símil me has regalado, el tiempo y sus grietas como la granada solitaria de otoño.

Un abrazo de/con/para el corazón.

---------------------------------

Inuit:

Pues a mí me gusta abrirlas y comerlas con las manos y después sentir la aspereza y el amarillo en los dedos. Hasta puedo dar un bocado directamente si hace falta.

Esta lobita está hoy muy domesticada...

Petons.

---------------------------------

Gloria:

Tienes razón, junte como junte las palabras, da en el lugar ese...

Olvidamos el teatro, y no sólo El Público, una maravilla como texto de vanguardia, también sus obras más "tradicionales": "maldito pueblo sin río, de pozos envenenados" Bernarda (más o menos es eso, cito de memoria).

Gracias a ti. Un gran beso.

lobosluna dijo...

Buen poema, lleno de evocaciones y tristeza, con ese ir y venir, como la marea. ¿Estaría el mar de fondo mientras era escrito? Un mar en el crepúsculo tal vez, o una imagen parecida. La simpleza de Lorca lo deja a uno completamente desarmado ante la evocación poética que transmite. No sólo se lee el poema, se siente su ritmo interno, doloroso, solitario. Como siempre, una sensibilidad a flor de piel, Bel. Abrazos.

ybris dijo...

"Ni la noche ni el día quieren venir
para que por ti muera
y tú mueras por mí...
yo muera por ti"

Se queda uno así.
Como temblando.

Besos.

gloria dijo...

Cómo olvidar el teatro, por supuesto (de hecho pensaba en Yerma mientras te escribía el comentario, una de mis obras favoritas). Un abrazo enorme Bel, y gracias por tus palabras.

Mertxe dijo...

Ando algo extraviada en estos días, por eso no he venido antes por aquí. Este otoño me ha dado por hacer tres mil y pico cosas a la vez, he querido ser Visnú+Shiva+Diosa, toda llena de brazos y cabezas, y al final no llego a nada. En fin, supongo que son secuelas de este verano que he vivido peligrosamente. Pasarán. Espero.

Y ahora, ma belle Bel, permíteme que te dé las gracias de la forma en que, mediando Federico, sólo es posible hacerlo: con otra gacela, justamente la que sigue a la tuya.
Va por ti...


Gacela del amor que no se deja ver (IV)

'Solamente por oír
la campana de la Vela
te puse una corona de verbena'.

Granada era una luna
ahogada entre las yedras.

'Solamente por oír
la campana de la Vela
desgarré mi jardín de Cartagena'.

Granada era una corza
rosa por las veletas.

'Solamente por oír
la campana de la Vela
me abrasaba en tu cuerpo
sin saber de quién era'.


Desde un frío y luminoso Maresme, te mando un gran abrazo

Mertxe dijo...

P. D.- La imagen es tuya, ¿verdad que sí? Pues es muy bella, me encantan los colores fríos y, desde luego, la granada es la única fruta que me zampo con verdadero placer. De nuevo gracias, dobles, triples gracias.

Alodia dijo...

Muy bonito poema, con ese juego de palabras. Hoy he descubierto tu pequeña casa y ya iré paseando por ella. Un abrazo.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

umm !! diría que había yo dejado un comentario aquí.....

el flautista dijo...

Veo que estas de vuelta y con fuerza...me encantó la entrada de blog JAZMIN de Mayo... casi podria suscribirla...emociona volver a los escenarios de la niñez y la adolescencia...y recordar como eramos y que soñabamos...e incluso con quien soñabamos...emociona y hace sonreir que es mucho.
Bienvenida

(* dijo...

No me quito de la cabeza el mordido clavel, Bel. Desde que lo he leído lo tengo ahí, rojo, en el agua, en la noche, en el día... lleno de significado. No sé porqué. Y me he quedado impactadísima, de verdad. Tanto que debería esperar a que se me pase para poder leer el poema de nuevo y asimilarlo entero.

Mientras tanto, un dulce beso.

Luisamiñana dijo...

Lo irremediable en Lorca, el fatum, va ligado siempre a la consumación del amor. Trágico siempre en su visión: no podía ser de otra manera. Pero no es sólo ese sentido del amor panteísta y trágico. Es el estremecimiento. En Lorca siempre hay estremecimiento. Y eso no se explica.
Hacía tiempo que no releía este poema. Lorca es irrebatible.

Besos (y gracias, muchas)

Bel dijo...

Lobosluna:

Me alegro muchísimo de tu visita. Intuyo que las cosas ¿van mejor? Sí, es cierto, hay un movimiento, como la marea... es que Lorca es inabarcable y siempre se encuentra algo más.
Un gran abrazo querido amigo.

-------------------------

Ybris:

Sí, realmente a veces con Lorca es mejor limitarse a temblar, en lugar de intentar explicar lo que él ya dice impecablemente.

Un beso.

--------------------------------

Gloria:
Entonces, sin decirlo, pensábamos en lo mismo.
Muchos besos.

----------------------------------

Mertxe:

Iba a decir que volver a vivir peligrosamente suena maravilloso, pero me temo que no es a ese peligro al que refieres...

Estoy segura de que tú llegas a mucho y si mi blog te lo ha de impedir, me doy por visitada y saludada.

Aunque muchísimas gracias por la maravillosa gacela y por compartir esta granada que sí, has adivinado. Me encanta la palabra zampar. Contiene todo el placer y la urgencia del deseo.

Muchísimos y granados besos para ti.

-------------------------------

Elodia:

Muchas gracias por tu visita. Ha sido una gratísima sorpresa. Recibe un cálido abrazo de bienvenida.

--------------------------------

Bueno, Conde, pues no me dejes con la miel en los labios: ¿Qué decías?

Un beso.

--------------------------------

Flautista, ¿qué decir? Ahora precisamente vengo de allá. Crecer (no quiero decir en nuestro caso envejecer) y dejar tanto atrás...
Un gran beso.

--------------------------------

(*,
Tu sensibilidad y Lorca. No podía ser de otra manera.
Un cariñoso abrazo.

----------------------------------

Querida Luisa:

Sí, ése es un adjetivo para Lorca. Gracias a ti por ese irrebatible irrebatible.
Y, es verdad, también más, mucho más.
Un gran abrazo.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Pues hablaba, que la palabra "magrana" siempre me gustó desde pequeñín. En casa disponíamos de sendos árboles, y como Perséfone, entre Mayo y Junio, comíamos de ellos.
Sin embargo, tu granada, me lastima. Tiene una expresión de dolor. O es que yo ando últimamente muy sensible.
También manifestaba que deploro ser el único,- de por aquí,- refractario a la poesía lorquiana. Creo que eso decía. O no. En todo caso, unos besos, Bel.

Lentitud dijo...

No es el único Conde. No me había atrevido a decir nada por si me "pelaban" todos a una. El fervor puesto en los comentarios presagiaba lo peor. Cobarde que es uno.

El caso es que no sé de dónde me viene esta rebeldía hacía la poesía de Lorca. Quizá sea por eso: por revoltoso.

antonio manuel fernandez morala dijo...

Hola Isabel.Hace tiempo que no sé nada de tí.Comentarte que he terminado un cuaderno de poesía y espero me mandes un correo para adjuntartelo.Un abrazo.

Bel dijo...

Conde:
A casa li deien mangrana. El senyor Pompeu dóna només per bona la seva acepció, magrana. L'enciclopèdia catalana, però accepta les dues. No sé quina de les tres paraules m'agrada més. Diuen que "quien no ha visto Graná no ha visto na".
Está y es sensible, Conde y sí, algo de eso hay, como en el deseo y en el poema de Lorca.
Y llegamos a Lorca, después de ese irse por las ramas del magraner.
¿Qué puedo decirle? Está claro que no soy Rita, pero le rogaría que no sospechara jamás de mí que pudiera ejercer algo parecido a la censura (es lo que deduzco de su, interpreto ahora, escueto anterior comentario). Por Dios, por Dios, antes caiga el cielo sobre mí. Sólo ver la palabra me erizo toda y se me ponen los pelos de punta...
Eso sí, tengo curiosidad por saber por qué, si es una cuestión visceral, que simplemente no te gusta, o si hay alguna otra razón para ese rechazo.
En cualquier caso, unos cuantos y afectuosos besos para ti.

---------------------------------

Mi revoltoso amigo Lentitud, me ha hecho reír y eso es suficiente para que, caso de que me atreviera a juzgarle por sus gustos literarios, cosa absolutamente improbable, quedara inmediatamente perdonado.

Por cierto, ayer buscando otra cosa (la escena del baile de Dublineses) me topé con la escena de la gran pelea de El hombre tranquilo y tuve que reírme de nuevo y en ese momento, no sé por qué, pensé en usted.

Como en el caso del Conde me gustaría preguntarle si hay alguna razón más para ese disgusto, aunque usted ya haya asegurado desconocerla.

Puestos a confesar, añadiré que me ha gustado muchísimo el texto de "La médula", pero que tampoco yo me he atrevido a comentar, por pura discreción. Pues quería preguntarte su autor y pensaba que tal vez fuera tuyo, y como te obstinas en repetir que tu escritura sólo se concentra en la lista de la compra...

Un sonriente beso.

---------------------------------

Querido Antonio:

Muchas gracias por tu visita.

Han pasado cosas que me han hecho descuidar a los amigos de Milit. Me ilusiona mucho lo que me dices y estoy deseando, claro, conocerlo y que me cuentes más.

Me pondré en contacto contigo por otra vía. Entre tanto, te dejo un gran abrazo.

VIVIR dijo...

Viendo estos Blogs tan maravilloso... y además siendo como soy... un Piscis empedernido... después de esto... muero de amor...

Lentitud dijo...

Extraño camino el que conduce de "Dublineses" a "El hombre tranquilo". Una hermosa ruta imaginaria que va de Greta traspasada por una canción (Oh, la lluvia cae sobre mi pesado pelo / Y el rocío moja la piel de mi cara, / Mi hijo yace aterido de frío…) en medio de una escalera, y la de Mary Kate con su pelirrojo pelo llevado por el viento. Tengo curiosidad, ¿por qué se acordó de mí al ver esa escena de pelea tabernaria? Me da que pensar.

Le confieso que no tengo una explicación razonada. El caso es que conservo con especial cariño en mi maltrecha biblioteca un ejemplar de 1978 de aquella revista que editaba el Ministerio de Cultura que se llamaba “Poesía” y que contiene las cartas que Federico García Lorca escribió a su familia desde Nueva York y La Habana. Algunas de ellas muy interesantes. Pero su poesía se me atraganta y no hay forma de hacerla pasar. Hay algo en ella que es como si no fuera conmigo. En cambio, mire usted por dónde, siento devoción por Juan Ramón Jiménez. Ya sé, hay unas claras diferencias entre éste y los poetas de la generación del 27. Pero, no puedo remediarlo, cuando leo o ensalzan los versos de Federico me suelo acordar de los de Juan Ramón. Qué cosas.

En aquellos Gramófonos no hay nada de Lentitud. No es que me obstine. No sabe usted el quebradero de cabeza que me da todos los fines de semana elaborar la lista y cuadrar el presupuesto.

Un beso.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Si. Mangrana. A casa. Al carrer. Al barri. Els nens ho deien. Des de que arrossego la primera edició del Pompeu dic: magrana. Potser per sentir-me, falçament, ácademic.

“Enllegando” a Lorca. Como ya dije, lamento que Federico no sea agua de mi manantial.
Desolado quedo esta vez, Bel, por que no eres mi Rita la Cantaora. Si mentamos a Alberti el asunto empeora. Llegado el caso, prefiero irme con Lentitud a por unos cafés y hablar de J.R. Jiménez, que me resulta más interesante, aunque sin llegar a la paranoia.
No me gusta Lorca, hasta el punto de no haberme preguntado el por qué. Y si ahora lo hago, -aún atropelladamente y con el peligro de no ser riguroso- solo por complacerte, diría que hay bastante emoción en algunos poemas del Romancero Gitano. También su teatro no me parece malo. Pero hay poetas y dramaturgos españoles muy superiores a Lorca.
El granadino sigue viviendo del mito de su muerte y del triunvirato de la Residencia de Estudiantes. Los interesantísimos conceptos en Poeta en Nueva York hubieran sido mucho más acertados haberlos transcrito en prosa. Todo Lorca, es una búsqueda por llegar a ser un surrealista pleno como Dalí y Buñuel y que nunca alcanzó Todo él está lleno de gongorismos pasados por el tamiz del vanguardismo, del futurismo, etc. Se alberga en su obra un flamenquismo localista que le impide situarse en la universalidad. Tras su voz se retuercen los arabescos, las volutas y los ornatos pero su signo está desnutrido de lo que yo busco en un rapsoda.

Lo del tema de mi primer mensaje, es que realmente creí haber dejado mi opinión. Pero fue un error mío. Sé que tú no me censurarías nada sin decírmelo antes.
Petons.

Bel dijo...

Muchas gracias, Vivir, por tu simpática visita y por ese aire fresco y aromático de tu tierra.
Sé muy bienvenido.

Bel dijo...

Lentitud y Conde (imagino que a estas horas ya estarán juntos por ahí tomando esos cafés o lo que sea):
Es curioso, porque yo he ido apreciando a Lorca con los años. Siendo muy joven, su poesía no es que se me atragantara como al amigo Lentitud o que la considerara cargada de innecesarios arabescos como le ocurre al amigo Conde, sólo me dejaba más o menos indiferente. Pero poco a poco fui apreciando el milagro, su capacidad para hallar la metáfora precisa, ese fluir de palabras sin tropiezos... aunque ya sé que no veis nada de todo esto en él. En cualquier caso, lo cierto es que mis consideraciones hacia Lorca no provienen de una aceptación ciega del canon, sino de un largo proceso de acercamiento y conocimiento.

------------------------------

Conde,

También yo lo siento, pero ocasión habrá de volver a ello. Algunas personas que me quieren, dicen que no canto mal.

Petons cantaires.

-------------------------------

Lentitud,

Acabo de leer su respuesta a mi petición. Claro que no me molesta. Eso sería pretender una ingerencia a la que no tengo derecho alguno. No le negaré que me disgusta, como disgusta no alcanzar cualquier cosa que se desee. Pero a la edad de una, en la que quien más quien menos ha padecido dolorosas renuncias, el disgusto es mínimo.

Petonets también para usted.

Amparo dijo...

Bellísimo poema en que la fuerza del amor se hace notar por encima y a pesar de todo, de los celos de la noche y del día, contra viento y marea ese amor se impone.
El amor como dice Sabina en su canción "Contigo" el amor que no muere, mata...porque hay amores que matan.
El cuadro es una delicia, ver la granada abierta mostrando sus "tripas" rodeada de "sus verdes" de su ambiente que la mantiene segura y confiada, casi las hojas la mecen....
Abrazos y besos mi querida Bel.
Ya te echaba de menos!

Goliardo dijo...

Querida Bel, entro a tu encuentro nuevamente, y me impacta el cometario del Conde, tan bien fundamentado, con tanto conocimiento de la materia, que me sorprendo aunque no dejo de simpatizar con su firme opinión (como me ocurre con todas las opiniones inteligentes que difieren con la mía). Recuerdo haber leído en "Mi último suspiro" la anécdota de Buñuel contando el día en que Federico les leyó a él y a Dalí, en los días de la Residencia de Estudiantes el Romancero Gitano. A don Luis le desagradó tanto la cosa que fue subiendo presión, hasta no poder aguantar: se levantó, golpeó la mesa y espetó un terminante: "¡Basta, Federico, es un mierda!".
Sin embargo, confieso que tanto a él, como a Alberti, no puedo más que leerlos, de algún modo, con el corazón: persona y poesía se funden en su obra, me resultan entrañables, y quizás pierda objetividad al tratar de dar un juicio sobre su obra.
Como para entender algo de eso que me pasa, ya tienes en mi casa el regalo prometido, que espero que te guste, ya que este post, me trajo el recuerdo a la mente, y por lo tanto, todo comenzó en este mismo lugar. Te mando un gran abrazo auténtico, verdadero, desde esta tierra que cobijó a muchos de aquellos exiliados de tu hermosa tierra, tan golpeada y singular, pero ante todo, brillante, abierta genial y sensible. Va con admiración y cariño.

marisa dijo...

Nuestro amigo común Goliardo, me ha mostrado el camino qe trae a tu casa y he disfrutado mucho y he leído comentarios de otros poetas que también frecuento. Me gusta tu rincón y volveré. Un abrazo

Mertxe dijo...

Eres un encanto, Bel.

Bel dijo...

Encantada con tu visita, Amparo. Y me alegro de que te hayan conmovido de algún modo el poema y la imagen.
Un beso.

Bel dijo...

Goliardo:
Vengo de tu tierra. Tan conmovida. Me he quedado sin palabras, pero así y todo al final he hablado bastante. Gracias de nuevo. Y repito lo dicho allí. Tu estilo narrativo es magnífico... yo, en su lugar, señor Goliardo, lo ejercería a lo grande, como su nombre indica.
Bueno, ya veo que al final van a ser tres los que se van a ir de farra y sabiendo lo que sé de cada uno, podría aventurar que lo pasarán bien. Pues sólo desearles que lo pasen de lo mejor.
La admiración y el afecto es para ti, Goliardo, y para vosotros, plateados amigos del otro lado.
Un gran y afectuosísimo abrazo.

Bel dijo...

Marisa:
Encantadísima con tu visita, con estos milagros de la blogosfera que propician ciertos encuentros.
Un afectuoso abrazo también para ti.

Bel dijo...

Mertxe:
Que paséis una buena tarde de domingo, querida, tú y tu mar traslúcido.

Goliardo dijo...

Gracias, querida Bel, me llena de felicidad que te haya gustado el regalo, después de todo, ya lo dijimos, el recuerdo se me disparó mágicamente aquí. También estoy feliz por haberte traído a Marisa hasta aquí y que se hayan conocido. Es cierto que éste es un invento maravilloso que propicia mágicos encuentros antes impensados ¡Brindo entonces por esos encuentros, y por los que vendrán! Les envío un poco de nuestro calor (cerca de los 30°) al hermoso invierno español, que tan bellos sentimientos despierta en ustedes, que de tan bellos, llegan hasta aquí, y nos conmueven. Invierno frío , pero con tanto calor en el alma...

PD: Me sonrojo con tus elogios a mi narrativa. Es cierto que es mi género favorito, o en el que me siento más cómodo. Y sí, algún día, desde hace varios años, me prometo alguna novela que me ronda. Tus generosas palabras reconfortan y alimentan a esos sueños. Gracias de corazón, querida amiga. Una cadena de abrazos cruza el mar hasta llegar a tu puerta.

jfmarcelo dijo...

Hola:
Acabo de ver tu blog.
Espero que visites mis blogs, son fotos de mi pueblo, de España y de Italia y Francia:

http://blog.iespana.es/jfmmzorita

http://blog.iespana.es/jfmm1

http://blog.iespana.es/jfmarcelo

donde encontrarás los enlaces de todos los blogs.
UN SALUDO.

Bel dijo...

Gracias por tu visita, JFMarcelo.
Un cordial saludo.

Mertxe dijo...

Gracias, Bel, lo fue. Espero que esta espuela de hoy esté a la altura .

Parte meteorológico para Mataró: viento arreciando, toldos sulfurados, gente también porque se hace difícil usar el móvil en el balcón (dentro no se puede por la cobertura que no cubre. Y ahora en serio, o sea, en mar: ¡qué guaperas está hoy!

Bel dijo...

Me alegro, Mertxe. Pues el guaperas ese me trae a mí de cabeza y ahí está hoy, indiferente e inalcanzable.

Un beso.

fiorella dijo...

El amor y la noche, còmo que siempre andan de la mano cuando se los evoca, misterio, seducciòn.La noche como silencio y donde muere el amor, por perdido, por consumado y renacido al día. Un post que lleva hacia dentro.Un beso

Felipe Sérvulo dijo...

Querida amiga: es un placer leerte.

Bel dijo...

Muerto y renacido o nunca vivido y siempre anhelante.
Un abrazo, Fiorella.

Bel dijo...

Felipe:
Sí, la verdad es que he hablado por los codos en los comentarios para compensar que la mayor parte de las entradas las dedique a las palabras de otros.
Un abrazo, querido amigo.