Con mis mejores deseos


I.M.



Canta: Judy Garland

Have yourself a merry little Christmas

Have yourself a merry little Christmas
Let your heart be light
Next year all our troubles will be out of sight
Have yourself a merry little Christmas
Make the Yuletide gay
Next year all our troubles will be miles away
Once again as in olden days
Happy golden days of yore
Faithful friends who are dear to us
Will be near to us once more
Someday soon we all will be together
If the fates allow
Until then we'll have to muddle through somehow
So have yourself a merry little Christmas now

Sé tú quien tenga una pequeña y feliz navidad

Sé tú quien tenga
una pequeña y feliz navidad.
Deja que tu corazón se ilumine.
El próximo año
nuestras inquietudes ya estarán lejos.
Sé tú quien tenga
una pequeña y feliz navidad.
Haz que estos días
sean alegres.
El próximo año
ya habremos perdido de vista
todas nuestras inquietudes.
Aquí estamos,
como en aquellos lejanos días,
dorados días felices.
Y encontraremos de nuevo
a los amados amigos
dulcísimos amigos de antaño.
Algún día, pronto,
estaremos todos juntos,
si el destino lo permite.
Hasta entonces
cada uno tendrá que arreglárselas
de alguna manera.
Por eso,
sé tú quien tenga, ahora,
una pequeña y feliz navidad.

Traducción: Bel

20 comentarios:

Fernando dijo...

sé feliz...un beso.

marisa dijo...

¡Qué hermoso Bel! Ha sido todo un regalo haberte conocido. Vengo a tu rincón y me siento como si siempre hubiera estado aquí, cobijada en tus palabras. Yo también te mando mis mejores deseos y mañana pásate por mi rincón porque también va por ti...
Mil besos

MGJuárez dijo...

Bel, gracias por los buenos deseos. También para ti, ya lo sabes.
Petonets.
Montse.

Alodia dijo...

Un precioso poema navideño, diferente totalmente. Yo también pienso que la Navidad es para los reencuentros cariñosos y vivir momentos dulces. Felicidad!!!

Bel dijo...

Querido amigo Fernando, qué decirte después de estos meses. Fuiste de los primeros y aquí seguimos, fieles, los dos. Yo también te deseo que seas todo lo feliz posible.
Un beso enorme.

---------------------------------

Te diría, Marisa, que el regalo has sido tú, un maravilloso regalo del maravilloso Goliardo, pero esperaré a mañana.
Entre tanto, un beso.

---------------------------------

El millor, sempre, benvolguda Montse.
Y déjame que te diga aquí, ya que no se puede comentar en Sincopadas, cuánto me ha gustado tu tarjeta invernal, el lenguaje, lo que cuentas y cómo lo cuentas.
Una abraçada.

----------------------------------

Alodia,
Me alegro de que te haya gustado. Eso es lo que llamó mi atención cuando me fijé en la letra, esa diferencia que alude a la realidad y aun así asume voluntariamente la posibilidad de dulzura.
Un dulce beso para ti.

alfaro dijo...

Soy de las que me pongo coraza para atravesar estos días, que me gustaría que fueran ni fu ni fa...,
pero agradezco los buenos deseos, y también te deseo felicidades en estos días.
Un beso y un abrazo.

Bel dijo...

Muchas gracias, Alfaro.
Por mi parte te deseo lo mejor, no sólo para estos días a los que, aunque he compartido tan a menudo tus sensaciones, he intentado arrancar también algo de belleza, sino para todos los que vendrán, en el 2009 o en cualquier año.
Un gran abrazo para ti.

lobosluna dijo...

Una feliz navidad también para ti, Bel, y que se prolongue para siempre en ti.

Clarice Baricco dijo...

La imagen es preciosa. Otra vez tengo la sensación de ver una pintura con fotografía y eso me encanta. Hay tanta ternura en ella.

Lo mejor hoy y siempre.

Gracias por todo querida Bel. Gracias.

Recibe mi cariño y admiración.

Graciela

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Opinando como Alfaro, también acometo estas fechas, un tanto blindado y escéptico. Ello no es óbice para desearte hermosos días a ti y a todos los que como yo, se acercan hasta aquí para recoger un ramillete de tus selectas amapolas otoñales.

[...Vanessa...] dijo...

QUE LINDOOO!!
ME GUSTO HARTO!!
espero que este escrito haya llegado tan profundamente a todos como me llego a mí!

mil besitos
seguire pasando por aqui
=)
suerte en todo

ybris dijo...

Deseos como esos son ya mucho.
Y es que a veces sólo el desearlos nos los aproximan.

Gracias. Besos.

Lentitud dijo...

Esa canción me ha recordado a aquellas mañanas que, siendo niño, disfrutaba de las películas matinales que echaban en la televisión en blanco y negro en las vacaciones escolares por estas fechas. De pronto, me ha invadido el espíritu de aquella Navidad y Mr. Scrooge me rozó con su capa.

http://www.galleryone.com/images/morrissey/morrissey%20-%20christmas%20carol%20a.jpg

Por una pequeña y feliz Navidad.

Bel dijo...

Querido Ricardo:
Ya te los he dejado en Milit., pero te lo repetiría aquí y donde hiciera falta mil veces, todo todo lo mejor para ti.
Un grandísimo abrazo.
--------------------------------

Clarice:
Si hay alguien a quien deba agradecerse calor y ternura es a ti, querida Graciela, y buen hacer y belleza.
Lo mejor también para ti, tus arquitectos y tus sueños.
Besos y besos.

-------------------------------

Querido Conde:

También tú ya lo sabes sobradamente...que lo que persigas (aunque hay quien dice que los dioses nos castigan concediéndonos nuestros deseos) se deje alcanzar y que eso sea lo mejor, ahora y en adelante.
Petons.

---------------------------------

Vanessa:
Muchas gracias por tu visita. Me alegro muchísimo de que te haya gustado harto. Y a mí me encanta esta palabra (en España, en cambio, se suele utilizar más con un matiz negativo). Mi amigo también chileno, Lobosluna, la utiliza con frecuencia.
Así que hartos besos (¿es correcto?) para ti, con mis mejores deseos para el 2009 que ya llega.

----------------------------------

Ybris:
¡qué bien que sigas aquí después de que creímos haberte perdido!
Todo, todo lo mejor para ti, queridísimo poeta, para estos días y para el 2009 que ya llega.
Un gran abrazo.

---------------------------------

¡Qué bellísimo dibujo, Lentitud! ¿Sabes que con frecuencia me conmueve mucho más un dibujo que una pintura?
Sí, dulces mañanas, esperanzados días...(aunque de pequeña el "Cuento de Navidad" más bien me daba miedo o demasiada tristeza).

Para ti también, Lentitud y, como ya sabes, todo lo mejor hoy, mañana, siempre.

Besos.

(* dijo...

Bel, llevo escuchando villancicos desde hace un mes en el trabajo, la verdad, bastante machacones, de estos que al final del día hacen que tengas la cabeza como un bombo. Después de escuchar esto, ay, me he imaginado lo sutil que sería hasta ese... aggg... trabajo, si canciones como ésta me acompañaran cada mañana. Arrancando belleza. Lo que iba yo a decirte, antes de esta batallita laboral, ya lo ha dicho antes Alfaro. Luego te he leído a ti y se me han ido las ganas de decirlo. Qué gran cualidad la tuya, Bel, la de saber extraer la belleza.

Mis mejores deseos también para ti.

Dulces besitos.

Mertxe dijo...

Jolines, Bel, vaya felicitación de campanillas... Nada menos que con la Garland...

Oiga usted, señora mía, que felices Navidades, y que todos las tengamos, pequeña o grandes, lo importante es seguir estando cerca de los que, como es mi caso, se nos están alejando.

Un, como dice Glo, enorme abrazo para ti y todos los contertulios de este placentero lugar.

Bel dijo...

(*,
Las gracias he de dártelas a ti, por tu compañía, tu sensibilidad y tu maravilloso espacio.
Te deseo, con urgencia, que se acabe pronto ese machaconeo, castigo que de ningún modo tus oídos merecen. Y ahora, y para siempre, dulces y luminosos días, lindísima luna.
Un cariñoso abrazo.

----------------------------------


Sí, querida Mertxe, la cercanía, el calor y la luz, todo eso te deseo a raudales y todo aquello que te importe, para ti y para los que amas.

Enormes abrazos, afectuosos besos para ti.

Goliardo dijo...

Querida Bel, compruebo con desazón que se ha esfumado por misteriosos vericuetos virtuales un largo comentario que te había dejado. Trato de repetirlo, palabra más, palabra menos. Si reapareciera el anterior por los mismos e insondables caminos, sepan disculpar tú y tus lectores lo reiterativo del caso.

Este año pasaré la navidad, como otros años, en casa de mi suegro y amigo, Alberto, de jóvenes 81 años, junto a su esposa, Nélida, y a mi esposa e hija de Alberto, Lilian, quien es a su vez madre de mis dos hijos, Lautaro, de 21 y Maggie, de 18, que también estarán presentes, afortunadamente, ya que no será así para año nuevo, cuando abrirán sus alas y lo pasarán con sus amigos (como nosotros mismos hemos hecho durante años). Se nos suma este año Susy, amiga mexicana (antigua compañera de banco en la escuela) de Maggie y de la familia, que retornó hace un año a vivir a México, y ahora vuelve de visita a hecernos este regalo. Te cuento esto porque pienso hacerte un callado, sencillo y lejano homenaje, haciéndote presente en nuestra mesa con esta canción, que compartiré con mis seres queridos, porque sé que les gustará, porque la belleza que nos regalas va a atravesar a tres generaciones allí representadas. Será mi manera de hacerte presente y de tenerte cerca en un momento en el que todos nos sensibilizamos y nos rodeamos de afectos para desearnos paz y felicidad; sólo una sencilla y simbólica forma de agradecerte por todo lo hermoso que nos regalas en este espacio.
Cometo, también, una infidencia, ya que leí que le comentabas a Marisa (ese otro regalo hermoso de la vida que conocí también este año), en Enredandopalabras, que habías llegado a pensar en abandonar el blog por tus múltiples ocupaciones que casi no te dejaban tiempo. Desde ya, es comprensible, a mí me ha pasado más de una vez lo mismo. Pero quiero que sepas que si eso llegara a ocurrir (por suerte, parece que la idea voló como paloma espantada, espero que lejos), creo que seríamos varios los que sentiríamos un verdadero vacío imposible de llenar, ese que se siente cuando los auténticos amigos se van. Es por eso que te tendré cerca en estas navidades, a través de esta hermosa canción de la inolvidable Judy, para desear que este próximo ciclo que se abre sea tan bello para tí como te lo mereces de verdad, y que este espacio tan querido y necesario siga existiendo para regalarnos tantas caricias en el alma como ya nos tiene acostumbrados. Creeme que el fin que te has propuesto "arrancar un poco de belleza al tiempo, a los días..." lo has logrado cabalmente, en mi caso personal, a tal punto que me has hecho recuperar y descubrir joyas para el alma, que son impecables delicias que embellecieron, días, noches y momentos, muchas veces en medio de pequeñas tormentas del espíritu. El aroma de tus amapolas se me ha hecho tan necesario como ese aire al que perfuman. Al momento de pedir deseos a esas estrellas que se dan vuelta en nuestros opuestos hemisferios, yo, que sólo me saco el escepcismo en pocas ocasiones como esta, pediré por tu plenitud, y porque el arte nos siga acercando más allá de las distancias. Porque después de todo, qué son unos cuantos miles de kilómetros cuando uno puede emocionarse con las mismas cosas y compartirlo con otras almas que vibran en la misma intensidad, aunque estén del otro lado del mar y de los puntos cardinales.
Entonces, sé tú quien tenga, ahora una inmensa y feliz navidad, porque estamos todos juntos y el destino lo permite, y se borran los abismos e inmensidades, y se acercan los corazones como copas que se chocan sólo para brindar y hermanarse en un abrazo ¡Brindo por todos los brindis que vendrán! ¡Salud, nos seguiremos encontrando!

Bel dijo...

Querido Alejandro:

Me has dejado sin palabras. He leído varias veces las tuyas (¿de veras has tenido que escribir esto dos veces? ¡doble agradecimiento, pues!)y sigo sin atinar con una respuesta que corresponda mínimamente (o que represente en palabras) al abrazo que te daría.
Primero, te deseo de nuevo lo mejor, para ti, para Alberto, para Nélida, para Lilian y para tus hijos (yo tengo uno de 18 años y esta navidad va a traer a una novia en serio por primera vez)los días maravillosos y el futuro lleno de luz que os merecéis. Me ha emocionado que quieras compartir con ellos esta canción. Te prometo que ese día también la escucharemos y estarás/estareis presentes.
Me ha encantado la palabra infidencia. No sé si la había oído alguna vez, pero te prometo también usarla a partir de ahora. Querido Alejandro, es una idea que me ronda a veces, cuando me siento culpable por el trabajo que quiero hacer y al que no alcanzo, pero cuando te/os recuerdo inmediatamente cambio de idea. Es asombroso y mágico que se pueda echar de menos a quien no conoces y está tan lejos.
Brindo, pues, contigo y, además de los buenos deseos de los que hablábamos antes, pediré también que alcances aquello con lo que sueñas, aquello que te preguntas ¿recuerdas tu perfil?
y que seguro puedes lograr.

Un abrazo que abarque ese océano, querido Goliardo.

Bel dijo...

Abrazos a todos.