Brasil, Kaurismäki


Me van a permitir este momento de debilidad. Es que "eu adoro ------ "








47 comentarios:

elshowdefusa dijo...

Mientras leía la única frase que hay en esta entrada, la decía en voz alta y como para mí, como desde mí. Me van a permitir este momento de debilidad. Porque le he cambiado la máscara al show. Y he vacilado un poco porque yo imagino que la gente ya se ha hecho a la planta y a las rejas y ahora está El baile de la vida. Y además el título ha cambiado. Pero me apetecía. Será porque muchas cosas han cambiado y necesito renovarme entera. Y al leerte he pensado que podría excusarme de la misma manera: me van a permitir este momento de debilidad, pero necesitaba cambiar algunas cosas. Los cambios, esta vez y precisamente porque los elijo yo, son para mejor, afuera y adentro.
(Lo he escrito con el vídeo puesto, sonando la música de fondo...)
Una abraçada.
(Verificación de la palabra: humea.)

Stalker dijo...

eu adoro a musica brasilera e o coraçao vagabundo do mar Atlantico, saudades do preto e bacana. Terra plena de beleça e segredo inmemoral...

Saravà!

alfaro dijo...

Qué maravilla de música y de movimiento de pies y de mar y de corazón y de ritmo, ritmo...
Un abrazo.

Clarice Baricco dijo...

Preciosa:

1) A ti se te permite todo.
2) Me encantan tus debilidades.
3) El video me encantó.
4) No lo conocía, así que gracias por la presentaciòn.
5) Ya quiero ver la película.
6) ¿Me permites llevarlo a mi FB? Gracias.
7) Hoy fue una mañana de nervios y pensando mucho en tì.
8) El resultado me emocionó.
9) Preparemos las maletas para irnos a Brasil.
10) Bailemos pues.

Mis abrazos.

G

Nikté dijo...

Faleeeee, te lo permito...jajaja

Que alegría se respira por aquí y que gusto da verte así.

Bueno me voy, que ya vienen los del colchón.

marisa dijo...

Qué maravilloso momento de debilidad...Brasil es un despliegue de sensaciones y esta música...ay. Te beso querida bel.Que tengas un buen fin de semana.

antonio manuel fernandez morala dijo...

Se te arremolinan sensaciones de libertad inmensas; una rafaga de música y baile llena de Brasil; le comentaba a Mar la necesidad de ir a esos paises tan llenos de vida antes de pasar a otra vida; feliz fin de semana Bel. Abrazos.

Dante B. dijo...

Cuántos tenemos la misma idea, irnos hacia esa tierra inmnsa y maravillosa...es que ellos son especiales y su música está por todas partes...allí puedes pasar de radio en radio y nunca te aburren: tocan todos los palos...
Serán unos juegos espléndidos, os mais grandes do mundo, con seguridad.

Alicia M dijo...

Querida Bel...para los que tenemos la suerte de haber conocido Brasil..es imposible olvidarlo. Me llevaste una vez más con este hermoso vídeo. Gracias y felicitaciones por tu buen gusto...en todo. Besos.

virgi dijo...

¡Que debilidad ni que nada! Lo mejor que podías hacer, Bel.
¡Qué maravilla, tener la música y el ritmo en la sangre como un atavismo que nos libera y nos encuentra!
Me ha parecido estupendo que nos lo ofrecieras, yo no lo conocía, gracias.
Besos y música (un montón de las dos cosas)

June dijo...

Querida, Bel, compartimos la misma debilidad...El vídeo, un gustazo.

giovanni dijo...

Querida Bel, qué alegría! Por supuesto, además de disfrutar el vídeo lo miré con ojos de editor de vídeos... Los famosos tres minutos de una canción (la misma, solo cambiando las imágenes).
Besos

Bel M. dijo...

Tú siempre ardes, más que humear, querida Fusa. Ahora iré a visitarte. Sí, el baile de la vida, antes de que caiga la cortina y se apaguen las luces.
Un beso bien sonoro.

Bel M. dijo...

Saravà, Stalker.
Fiquei muito impressionada com o seu brasileirihno... eu adoro a sonoridade das suas palavras.
Comovido abraço.

Bel M. dijo...

Alfaro,
Qué ganas locas a veces de vivir con ese ritmo, ¿verdad? así, incansablemente, hasta el último paso, y hacer un inadvertido mutis.
Un beso.

Bel M. dijo...

Graciela, querida, por favor, no me dejes así, esos 10 puntos (unos más que otros) no han dejado de cosquillearme. ¿Nervios? ¿Resultado? ¡¿Maletas?!

Espero, espero, espero... y mientras, te abrazo.

Bel M. dijo...

Nikté:
¿Los del colchón?
Y ya no hay lugar dónde encontrarte.
Espero estés bien.
Un abrazo muy grande.

Bel M. dijo...

Tú también. Saravà, querida Marisa.

Bel M. dijo...

Toño,
Pues hazlo, hazlo, si puedes, sí, me encanta cómo lo has dicho, buscar esa vida antes de la otra.
Un gran abrazo.

Bel M. dijo...

Sí, Dante, a veces incluso da miedo ir porque sería como destruir un sueño.
Un beso de tarde de domingo.

Bel M. dijo...

Alicia,
Te respondí en la entrada abajo. Gracias una vez más por estar aquí. Entonces, ¿no hay nada que temer? ¿se puede ir sin miedo a romper la materia de los sueños?
Un abrazo.

Bel M. dijo...

Virgi,
Gracias. Besos y música, ¿qué más se puede pedir? Tal vez un poco de comida y algún que otro sueño.
Beso enorme.

Bel M. dijo...

June,
No tenía ni idea. Me alegra oírlo. Buena tarde de domingo (dios, lo que nos espera mañana, como decía Gil de Biedma).

Bel M. dijo...

Giovanni:
Ya he pasado por tu casa. No te imaginas la alegría que he tenido.
Besos mil para ti.

Belnu dijo...

Fantastisch! Y yo que no me había dado cuenta de que habías hecho un post. Gracias por la debilidad...

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Te diría que para bailar no es obligatorio viajar a Brasil. Aunque Brasil siempre es Brasil. Lo de bailar como casi todo, se lleva en la propia mochila o no. Eso sí, la expresión del baile siempre necesita de los otros, del entorno y del sentimiento que flote en el viento; si no, la magia se nos suele hacerse reacia.

Las adorables debilidades son a menudo permisibles a mi parecer. O sea, Bel…. adelante!

Clarice Baricco dijo...

Oh amiga, es que tuve días muy duros y cuando vi en la tv que ganó la sede Brasil para las olimpiadas, me emocioné mucho. Sentí nervios entre ese Madrid y Río y en ese momento pensaba mucho en tí. Me emocioné y cual fue mi sorpresa que cuando vine a tu casa, me encontré con el video. Supuse que lo habías puesto por lo mismo, pero quizá me equivoco.
La cuestión es que soñé despierta y pensé en ese viaje juntas. De eso se trataban mis nervios emocionados.
La realidad es que aún todavía falta para que vaya.
Pero soñar no cuesta verdad?
Mientras, ya estoy aprendiendo portugués.

Seguimos.

Tequiero.

Beijos.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Qué belleza ... poco más se puede decir. Bueno, algo así: que ojalá todas las debilidades fueran como las tuyas y que cada día tuviera esta banda de sonido y qué maravilla que antes del baile a contraluz de los niños en la playa sea la bailarina quien equilibra y sostiene el salto del bailarín y que quiero unos zapatos rojos como los del comienzo del video, así de rojos y con esos tacos, para enfrentar el mundo. Un abrazo hecho de la materia de esta música (ay, nuestro Stalker es una entrañable caja de Pandora ...).

Goliardo dijo...

Querida Bel, me encantan estas debilidades tuyas. Como habrás visto más arriba, en el comentario de mamá Alicia, en casa siempre se le rindió culto a la música de nuestros vecinos brasileños. Lo extraño en mi caso es que, considerándome un amante de todo lo relacionado con Brasil (podría explayarme largo y tendido, como es mi costumbre sobre sus grandes músicos y poetas), a diferencia de mi madre, no conozco el país, y es sin dudas una gran asignatura pendiente. Visité lugares mucho más lejanos de casa, como Israel, Italia o Grecia, o países dentro del continente, como Perú, Chile o Uruguay, y sin embargo no conozco Brasil, en donde sin dudas hay una parte mía. No es falta de interés, sino quizás, de oportunidad. Y a veces creo que es porque en el fondo tengo miedo: temo que si voy, no vuelvo nunca más.
Lo peor del caso es que el año pasado estuvimos a punto de ir, pero no se dió. A falta de ello, bueno es poder compartirlo con amigos queridos como tú. Creo que ya sé con qué te agasajaré en Goliardos la próxima vez: te prepararé una buena lista de música brasileña. Mientras tanto, gracias por regalarnos esta belleza.
Un gran abrazo.

Oceanida dijo...

Bel! Es un video precioso, me encanta esa musica. Se puede casi oler el mar, el amor, el calor de Brasil. Gracias por compartirlo, me animaste la manana!

Mil besos.

Marta Sanuy dijo...

Vaya despertar estupendo que he tenido gracias a tu debilidad, me encantan tus debilidades.

un abrazo muy muy gordo

Bel M. dijo...

Gracias a ti, Isabel. Una amiga bloguera habla precisamente sobre esto desde Lacan. Por si sientes curiosidad:
http://trazofreudiano.blogspot.com/2009/10/tocando-la-letra.html
Abrazo grande.

Bel M. dijo...

Tú sí que eres adorable, Conde. Y es cierto, el baile es cuerpo y los otros... liberados todos del lenguaje.
Un beso.

Bel M. dijo...

¡Ay, Clarice! Tu sueño sonaba tan real... pero sí, entre tanto, aprendamos brasileirinho.
Saudades da sua amiga.

Bel M. dijo...

Me envuelvo en tu abrazo, Mariel, esa materia viva, sí, como la música.
Gracias.

Bel M. dijo...

Algo sabía de tu adoración, Goliardo, ¿o crees que no leo los márgenes izquierdos de tus rutas?
¡Oh, tú que puedes...! Entonces es otro temor, ¿el de que la realidad supere aun al sueño?
Beijos, meu amigo.

Bel M. dijo...

Oceánida:
No me sorprende nada que a ti te encante. Siempre hay, en todas tus entradas, aun en las más melancólicas, un intenso latido de vida, vida...
Besos para ti.

Bel M. dijo...

Marta,
Me alegra haber contribuido a un despertar por lo que entiendo alegre y energético. El tiempo nos pone eso a veces tan difícil.
Un besazo.

el objeto a dijo...

Querida Bel, (de nuevo yo juraría haberte dejado un mensaje el sábado, me encantó este vídeo, la música, tan vital y bien rodado! tendré que ver qué hago o qué pasa)
Te contesto también aquí a tu amable comentario de hoy. No te preocupes, lo entiendo perfectamente y a mí me pasa todo el tiempo, el no poder acudir a todo lo que me gustaría. Al final ya me he desagobiado de la idea de que no venga gente, y sé que algo de público habrá. Te contaremos!
un abrazo fuerte, y te dejo al son de esta música solar!

salvador moreno valencia dijo...

Te sigo, aunque no te deje comentarios, mi enhorabuena por tu blog como siempre, y seguimos

Bel M. dijo...

Gracias por venir hasta aquí a explicarme, Objeto a. Te aseguro que voy a muy pocos lugares y que a este lo hubiera hecho con mucho gusto.
Un abrazo grande.

Bel M. dijo...

Sí, seguimos, Salvador. Gracias por recordármelo.
También yo leo siempre que me es posible tu revista y tampoco digo nada. Prometo dar señales en la próxima.
Abrazos.

(* dijo...

¡¡¡Uuuuuuuuuhhhhhh, Bel, no voy a engañarte!!! No he visto el vídeo porque sólo la música ha hecho que se me vayan los pies y el cuero entero de una punta a otra de la casa. ¡Qué rico, qué delicia! Ahora ya me siento y lo veo.

Un dulce beso.

(* dijo...

(Cuero es cuerpo)

:)

ZenyZero dijo...

Querida Bel, Dios nos dio un sitio para vivir; no puso sobre él y tardamos un poco en ubicarnos. Todo es muy raro. Las cosas van cambiando, las cambiamos sin darnos cuenta, porque nos gusta hacernos grandes y grandes. Esto es, parcelamos la tierra, luego el cielo y el universo; inventamos números infinitos. Fraccionamos el tiempo, el subsuelo, y también... los sueños. Los sueños están repartidos en compases que se bailan y el baile es un huír del ser más primitivo. Porque no podemos dejar de pensar que el cielo se puede tocar.

Quizá todo sea un error. No sabemos interpretar la naturaleza, ni siquiera la nuestra. Quizá, hace millones de años, deberíamos haber empezado por la música.

Un abrazo, sol. ¿Eres el sol?

Chuff!!

Bel M. dijo...

¿A que sí, (*, que se te va el cuerpo, cuero y maracas incluidos?
Y esos deseos de vivir...
Un beso grande.

Bel M. dijo...

Pues, zenyzero, a mí siempre me ha parecido que el baile era un regreso al ser más primitivo, lo contrario de una huida, incluso un intento de ser uno con ese universo, con su ritmo secreto.
Hermosas tus palabras, aunque sea el lenguaje, dicen, el que nos separa de nuestro ser primordial.
Tú si que eres un sol.
Un gran beso.