Premios, fulgores, amigos



Siete por tres más uno. Sí, esos son ni más ni menos los blogs a los que, saltándome todas las reglas (parece ser que debería premiar sólo a siete), y desde la posición en la que la encantadora niña Fusa me ha colocado, voy a pasar el testigo. La niña Fusa no és sólo encantadora. Es también, y sobre todo, un vendaval de aire fresco que se hace remolino de palabras para proporcionar a sus amigos el privilegio de asistir a la gestación de la que será, según todos los augurios, una gran narradora.

Y ahora paso, sin más dilación, a los premios. Los criterios seguidos son absolutamente subjetivos. Están basados, no sólo en el fulgor que para mí, por una u otra razón, sin duda poseen todos los navegantes aquí enlazados, sino en el papel que con su presencia, o con sus ausencias a veces, han jugado en ésta, mi vida virtual, no tan disociada, como tal vez se creería o desearía, de la otra (y digo sólo "la otra", porque no es momento éste para disquisiciones acerca de la realidad).


Dado que no creo que os guste la foto (es muy fea, ya Fusa dixit), os dejaré, además, un Haiku. Todos están extraídos del Libro de Jaikus, de Jack Kerouac, una de mis lecturas de verano, traducido por Marcos Canteli. La selección no es arbitraria. Espero que encontréis lo que de vosotros he visto en ellos. Si no es así, la responsabilidad será sólo mía. Intentaré mirar mejor en el futuro.

Mi primer blog brillantes es, cómo no, para
Lentitud. No exageraría si dijera que es prácticamente el responsable de que este blog exista. Fue visitando su sitio, el anterior, y el anterior del anterior, recorriendo sus sugerentes entradas y leyendo los también casi siempre sugerentes comentarios, cuando empecé a comprender el sentido de la blogosfera y hasta la belleza que puede ofrecer. Ahora, estos lugares están cancelados o restringidos. Sin embargo, mantiene todavía uno. Si lo visitáis, os recibirá con un fulgor de azabache y la voz de Micah P. Hinson repitiendo, como un desolado mantra, Don't you. Y éste es su Haiku:

Atardecer de otoño
en la Quinta Avenida
Un pájaro
(Spring dusk/on Fith Avenue,/A bird)

El segundo es para
Nuria. Su fulgor es claro, diamantino. Y tiene algo también de hechicera. Se enreda y enreda entre/con sus palabras. Si sus poemas brillan como la carne y la sangre, sus otras entradas desbordan siempre su generosa curiosidad y, con frecuencia, su generoso recuerdo. El primer comentario que recibí en este blog fue el suyo. Y en momentos oscuros, me llevó hasta sus páginas para regalarme su luz. Gracias.

El sabor
de la lluvia
¿Por qué arrodillarse?
(The taste/of rain/Why kneel?)

Giovanni se encontraba entre los inteligentes y divertidos visitantes de Lentitud. Tuve el privilegio de que me acompañara casi desde el principio. He dicho inteligente y divertido, pero debería añadir también sabio. Su blog te acoge con la serenidad y la sutileza de quien sabe y comprende, y la mano que tiende es siempre cálida, como los dibujos de Aafke que suelen ilustrar sus luminosas entradas. Para él es el tercero.

Al sol
la mariposa aletea
Como ventana de iglesia
(In the sun/the butterfly wings/Like a church window)


Muy pronto también, llegó Marta, mujer sin atributos, dice ella. Sus entradas son ingeniosas en el mejor sentido del término, ese ingenio conceptual que derrocha sin alardes. Sin duda, entre Góngora y Quevedo, ella sería el segundo. Como él, culta, detesta la pedantería y, también como él, domina la palabra y sus matices. Para ti, Marta:

No hay juicios imaginarios
de forma,
Las nubes
(No imaginary judgements/of form,/The clouds)


Dos mujeres y un hombre se han instalado en mis dos vidas inopinadamente, y lo han hecho cargados de cariño, apoyo y respeto. Diría que acabo de definir la amistad. Les entrego también este premio, no sólo llena de gratitud, sino de admiración.

Rosa
se resiste a llamarse a sí misma poeta. Es una resistencia que comprendo y comparto. Sin embargo, resulta totalmente injustificada en su caso. Un corto paseo por su June y me daréis la razón. También es pintora y aunque parece aceptarlo mejor, ¿por qué, Rosa, no hay en June ni una sola de tus obras? Como dice Felipe, el amigo con quien coedita su laberinto, sólo ahora ha empezado a salir Rosa de su armario. Y éste es su Haiku:

Cada vez más débil
el sol-sirenas de niebla
ya se oyen en la bahía
(The sun keeps getting/dimmer-foghorns/began to blow in the bay)


Felipe es un reconocido poeta. Ha tenido la gentileza de pedirme una lectura crítica de su último libro de poemas que se editará próximamente y cuya presentación correrá a cargo de Joan Margarit. También, si queréis oírlo de viva voz, os recomiendo que no os perdáis las VIII Jornades Poètiques que tendrán lugar en el Ateneu de Barcelona en octubre. Además de a Felipe, podremos escuchar a Edgardo Dobry, Raimon, María Victoria Atienza o Chantal Maillard, entre otros.

Su reflejo inverso
en el lago al ocaso, estos pinos
Apuntan al infinito
(Reflected upsidedown/in the sunset lake, pines,/Pointing to infinity)


Montse, se define en su blog como una dona a la finestra, sin embargo, cuando la visitéis, no os dejéis engañar por tan modesta presentación. La que podría ser interpretada como una presencia pasiva que ve pasar la vida, no sólo es una delicadísima poeta y una maravillosa fotógrafa, también, haciendo gala de una envidiable energía (cuando se tiene conocimiento de todas las otras tareas de las que se ocupa), saca adelante, prácticamente sola, su interesantísimo Cuaderno de poesía. Aquest és per tu, Montse.

Se marchó el pájaro
y cundió la distancia
Inmensamente blanca
(Bird was gone/and distance grew/Immensely white)


Otros dos magníficos poetas, a los que hallé gracias al blog de Nuria, me hicieron en seguida el honor de brindarme su amistad. Me refiero a Gracia Iglesias y a Fernando Sarría.

Gracia, no es sólo domadora de palabras. En su blog encontraréis también los sonidos y gestos que captura para acompañarlas y hacer posible que los elefantes dancen con melancólica alegría. Para ti, domadora.

Caballos de terciopelo
en la subasta del valle
La mujer canta
(Velvet horses/in the valley auction-/Woman sings)

Fernando Sarría, entre el silencio y las palabras, desgrana los estados del deseo. Uno de sus blogs, El error de las hormigas, está íntegramente dedicado al libro del mismo título publicado recientemente y del que está ofreciendo ahora diversas lecturas. El fulgor de sus palabras es de un rojo terciopelo, aunque a veces, tras las cortinas, el azul o las sombras de desaliento acechen. Con mis mejores deseos, Fernando.

Pobre carne delicada-
no hay
Respuesta
(Poor gentle flesh-/there is/No answer)

No recuerdo ahora quién buscó a quién. Sólo puedo decir que la presencia del divertido, sensible y, en cierto modo, enigmático Zenyzero, llenó casi desde el principio de rutilantes luces mi percepción de la blogosfera. Poeta y narrador originalísimo, aunque no se prodigue demasiado últimamente, merece sin duda un brillante premio. Y éste es su haiku:

Café caliente
y un cigarrillo-
¿por qué hacer zazen?
(Hot coffee/and a cigarrette-/why zazen?

Llegué hasta Ybris gracias a su amigo Zenyzero y sólo por esa razón ya debería estarle agradecida. Si los griegos castigaban el pecado de la desmesura, no puedo imaginar cuál sería la pena que él mereciera. Es cierto que sus palabras son al tiempo marmóreas y dúctiles, que posee una enorme talla, tanto poética como, intuyo, también personal y que su fulgor atrae a un considerable número de visitas ¿Será ése su castigo? ¿Considerará también un castigo este premio? En cualquier caso, para ti, amigo Ybris.

Por todas partes más allá
de la Verdad,
Un vacío espacio azul
(Everywhere beyond/the Truth,/Empty space blue)


También el apasionado y conocido poeta Santiago Tena, Amor, ha sido, aunque intermitente, una presencia relevante desde mis inicios en este universo virtual. Se presentó con su simpatía e inmediatez arrastrando tras de sí, más que fulgores, verdaderos incendios. Si en una de mis primeras visitas le señalé la, para mí, imposibilidad de vivere ardendo e non sentire il male, Kerouac ahora parece confirmarlo. Pensando en ti, Santi, con cariño.

Loco escribí cortinas
de
poesía en llamas
(Mad wrote curtains/of/poetry on fire)

Tengo el privilegio de disfrutar de la amistad y la compañía de dos mujeres fantásticas que, aunque muy distintas entre sí, encontré gracias al blog de Olvido, del que hablaré más tarde. Me refiero, por un lado a Mertxe y, por otro, a la Princesa. Ambas son para mí una caja de sorpresas.

Mertxe posee un inmenso caudal de conocimientos no sólo literarios, sino de la más diversa índole. Una visita a su blog es siempre una pequeña aventura. Sus entradas son una especie de catalizador reverberante que puede transportar de un recuerdo olvidado a un nuevo y sugerente destino. A veces (muchas menos de las que desearíamos) también nos regala con algún texto de su propia cosecha. Entre sus hojas, nuevos brotes germinan constantes.

Noche lluviosa,
las hojas más altas ondean
En el cielo gris
(Rainy night,/the top leaves wave/In the gray sky)


Como he dicho, de un modo totalmente distinto, también Princesa (de hojalata, dice ella, aunque en mi opinión sus fulgores son de oro y plata) constituye una caja de sorpresas. La conjunción de su particular mirada y su sensibilidad única dan como resultado unas peculiares, dulces y así mismo sugerentes (y, otra vez por desgracia, no muy frecuentes) entradas. Como muestra, la última, esa maravillosa descripción de la felicidad -momentos fugaces y sólidos al tiempo-, vivida a dos.

El delicado movimiento
de las hojas
Esta tarde de agosto
(The gently moving/leaves/Of the August afternoon)


Después de una larga ausencia (dos lunas por lo menos), (*Luna volvió más plena y rutilante que nunca. Como un inesperado regalo, había llegado poco antes, creo que desde la siempre atractiva Shangri-la. (*, siguiendo los parámetros de su nombre, no sólo aparece y desaparece, sino que sus textos, que auguran también maneras de gran narradora, pasan de la luminosidad y la sonrisa a la morbidez y las sombras. Para ti, Luna.

Perfecto círculo redondo
la luna
En el centro del cielo
(Perfect circle round/the moon/In the center of the sky)

Más o menos al mismo tiempo que (*, encontré a dos blogueras más con las que paulatinamente fui estrechando amistosos lazos virtuales y a las que así mismo quisiera reconocer las interesantes entradas que nos ofrecen.
Oceánida amenazó también a primeros de Julio con el silencio. Sin embargo, acabo de visitar su blog y me ha alegrado ver que regresó, no muchos días después, repleta de nuevo de palabras propias y ajenas. Que este premio brillante sea para ella una afectuosa bienvenida. Y éste es su haiku:

Coge un vaso de agua
del mar
Y ahí estoy yo
(Take a cup of water/from the ocean/And there I am)


La relación con Clarice podría haber sido extraña, puesto que Graciela escogió este alias en honor de nuestra admirada escritora. Fui consciente desde el principio del peligro de una correspondencia fantasmática, especialmente cada vez que empezaba con un "Querida Clarice". Sin embargo, Graciela es tan de verdad, sus palabras son tan propias, su sensibilidad tan sólida, que pronto el fantasma se desvaneció y quedó ahí, Graciela, entera, con simplemente esa seña, como un guiño de complicidad, que nos une. Gracias por tu amistad, Graciela.

La yerba se ondula,
las gallinas cloquean,
Nada ocurre
(Grass waves,/hens chuckle,/Nothing's happening)


Encontré a Salvador Moreno Valencia, Denis Osorio Cepeda, Daniel Damián (Conde de Galcerán), Horacio Lobosluna y Magda Díaz Morales gracias a la red de la revista
literaturas.com y constituyen una muestra, como por otra parte lo son también la de los amigos hasta ahora citados, de cómo al final las afinidades electivas acaban funcionando. Microcosmos dentro del macrocosmos de la red, el sitio podría ser ser interpretado como una metáfora de la vida real. Tus hilos se cruzan con miles de personas pero sólo algunos acaban anudados.

Salvador tiene una web abierta generosamente a la publicación y difusión de obras y artistas de distintas disciplinas, así como a acciones sociales solidarias. Es difícil encontrar alguno de sus textos entre todas las otras obras allí expuestas. Cuando por fin lo haces, comprendes no sólo cuánto valía la pena la búsqueda, sino también cómo la sensibilidad de Salvador estaba de todos modos en todas aquellas muestras ajenas que enlaza. Para ti, Salvador.

Después del terremoto,
Un niño llorando
En el silencio
(After the earthquake,/ A child crying/In the silence)

Considero que en Denis se está gestando un gran poeta. Y, como en el caso de Fusa, es un privilegio para sus amigos asistir a ese proceso. No hay más que echar una ojeada a su blog en el que la poesía florece en "latas en el vertedero". Una vez me dijo que yo le había llevado hasta los haikus. Fue cuando escribió 17 maravillosos Haikus para abandonar el tabaquismo. Con mis mejores augurios, Denis.

En la silla
Decidí darle al Jaiku
El nombre de Pop
(In the chair/I decided to call Haiku/By de name of Pop)

Daniel Damián, Conde de Galcerán, es un sensible narrador, poeta y cineasta. Lástima que muestre también demasiada tendencia a mantener su creación en el armario. En su ecléctico blog se pueden encontrar textos, imágenes, apuntes que delatan su desbordante pasión por el arte en todas sus manifestaciones, normalmente de, como él los llama "cosecha ajena". Su "cosecha propia", sin embargo, es magnífica, contundente y sólida. Ojalá la recoja con más frecuencia. Y éste es su haiku:

Brotes en la nieve
-el combate mortal
de dos pájaros
(Buds in the snow/-the deadly fight/between two birds)

Mi querido Horacio Lobosluna es un magnífico narrador (y también poeta, aunque él se empeñe en negarlo). Ha publicado varios libros de cuentos espléndidos y ahora tiene en proceso una narración cuyo borrador (una parte al menos) he tenido el privilegio de leer. Es también un delicado y comprensivo amigo. Como Denis, está en el otro lado del Atlántico y no puedo por menos que agradecer este bendito invento que me ha permitido llegar hasta él. Va por ti, Lobosluna.

Espera conmigo
el final de esta efímera
Existencia-la luna
(Waiting with me for/the end of this ephemeral/Existence-the moon)

Y por fin llegué a una de mis más recientes amigas, Magda, cuya sensibilidad, cultura y capacidad para ofrecer generosamente sus conocimientos me tienen anodadada y encantada. Magda es capaz de brindar casi diariamente una reseña siempre interesante sobre un libro (sea novela, ensayo o poesía), una exposición, una película, con la serenidad (tomo la palabra de uno de sus comentaristas) de quién se toma un café. Es un privilegio y un honor disfrutar de su amistad. Y éste (no podía ser de otro modo) es su haiku:

La tormenta,

como Dostoievsky
Construye cuando enumera
(The storm,/like Dostoevsky/Builds up as it lists)

Recibí el premio de manos de la niña Fusa, junto con, entre otros, tres maravillosas blogueras. Me refiero a Olvido, Alfaro e Inuit. Aunque ya tengan su "blog brillante", no quería dejar de mencionarlas. Pero qué decir de ellas que no dijera ya Fusa o tantos otros que las visitan y comentan. Así que seré muy breve. No he podido sustraerme, sin embargo, a regalarles también un Haiku, a ellas y, por suspuesto, a la niña Fusa. Con un enorme abrazo para las cuatro.

Para Olvido y su ballena que nos regalan su fulgor plateado en cada entrada.
Círculo gris de la luna
detrás de nubes plateadas-
El musgo negro
(Gray orb of the moon/behind silver clouds-/The Spanish moss)

Para Inuit, delicadísima, sensible y dulce poeta, a la que encontré gracias a Alfaro.
La aurora boreal
sobre Hozomeen-
El vacío aún más quieto
(Aurora Borealis/over Hozomeen-/The void is stiller)

Para Alfaro, maravillosa poeta, cuya personalísima voz merecería ser más oída.
Pero la senda del Río Perdido
no creen
Que aún exista
But de Lost Creek trail/they dont believe/Is in existence anymore)

Y para Fusa y su fulgor dorado.
Esperando el tren
las 4 de la tarde-
Sol en las nubes del oeste, oro
(Waiting for the Zipper/4PM-/Sun in West clouds, gold)

Jack Kerouac

40 comentarios:

Fernando Sarría dijo...

te lo agradezco mucho...no me gustan los premios...porque considero un poco ponerse chapas...viniendo de ti es un honor aunque no siga la rueda...besos dulces y certeros...eres un cielo.

amor y libertad dijo...

me encanta, bel, como no actualizabas te echaba de menos

y me encanta que escribas tú esta vez, y mi haiku es genial, el cariño del que hablas me llega y lo recibo, y espero la ocasión de brindártelo yo también

yo llegué a ti por nuria, mi compañera en este premio y en alguna otra cosa, y eres todo un orgullo para mí como amiga virtual, y de verdad y muy sincero espero que esa amistad vaya a más

besos a millones, me ha encantado lo que me has escrito

santi

alfaro dijo...

querida bel,
gracias por la mención, el haiku que has elegido para mí me va muy bien, casi siempre estoy en la senda del Río Perdido.
Siempre me ha llamado la atención, desde tu primer comentario en la ciudad,esa gran sensibilidad que te permite interpretar de un modo tan acertado cada voz.Y esta entrada me lo confirma.
Echaba de menos tus actualizaciones.
Un beso, y no desaparezcas tanto.

Bel dijo...

Fernando:
¿Un cielo sobre las amapolas? ¡qué bien! Ahora pensaba visitarte en Estravagario, pero has sido más rápido que yo. (Y no te preocupes, creo que de los premiados en mi turno he sido la única en seguir la rueda, me apetecía deciros así cuánto me gustáis).
Un beso enorme.

Bel dijo...

Santi:
Me alegro de que te haya gustado. Recibe tú también un montón de abrazos.

Bel dijo...

Alfaro:
Sé que me repito, pero también yo te echaba de menos. Hay un montón de Haikus que van contigo, con esa voz poética en estado puro.
Un beso para ti.

MGJuárez dijo...

A solo unas horas de estar de vuelta, miré el correo, y respondí algunos retrasados.

Y ahora, sin haber deshecho aún mi equipaje, como queriendo mantener intactas las recientes vivencias
me encuentro con un regalo excepcional.

Muchas gracias por el poema, ahora otro, para esa distancia inmensamente blanca...


Dans le jardin du trop respirer chante
l'oiseau neuf du secret. Là où finit l'arbre

ne comence pas l'herbe du naître mais
un miracle de manteu sur ke chemin

du retour, manteu qui donne son ombre
à la scie des questions alors que sous l'herbe

se tapit le charbon de l'espace et du temps.
le long dormir de l'arbre quand de l'obscur

surgit la branche qui sait lire dans les poitrines.
la fenêtre calcinée que promet la lumière

est le doigt nord de l'origine. n'est-e pas là
que l'arbre finit pendu au doigt nord de l'origine.


Le travail du poumon, Jean Portante

Bel dijo...

Maravilloso el poema, Montse. Así que acabas de volver. ¡Qué largo viaje! Espero que haya sido tan precioso como el poema.
Un gran abrazo.

Oceanida dijo...

Hay diamantinos dias, restos de naufragios que nunca seran encontrados bajo mis ojos,
la tempestad de quien no encuentra la vida.

Pero se tambien a ciencia cierta, de presencias que te agarran en volandas y te sujetan al espacio bello de las letras.

Y hay sobrevivo a todos los desastres.

Gracias Bel, que te siga tocando la magia que te hace tan especial.

Y mil besos

Bel dijo...

Oceánida:
Los naufragios son inevitables,como tú ya sabes. Pero se sobrevive, y a veces también los restos pueden componer un hermoso paisaje. Gracias a ti por tu amistad. Un fuerte abrazo.

Clarice Baricco dijo...

Querida Bel:

Muchísimas gracias por tus cariñosas palabras y por tu regalo.
Me agrada saber que nos une una gran escritora entre otras cosas.
La belleza de cada detalle de la vida la hemos compartido.
Los Haiku que has compartido son hermosos.

Siempre es gratificante estar en tu casa. Mucha emoción.

Recibe abrazos.

Graciela...

Domadora de Elefantes dijo...

Bel, ¡qué hermoso regalo me has hecho! no sólo la mención en estos premios que repartes con generosidad y cariño, sino especialmente tus palabras y el haiku que me dedicas. Ahora tengo las manos llenas de la belleza que has puesto en ellas y no sé bien qué hacer, ¿tengo que pasar el testigo? Si fuera así tendría que ser tan generosa como tú porque hay muchísimos blogs que merecen mi atención más profunda y uno de ellos es el tuyo, así que el premio volvería a tus manos, ¿se puede hacer eso?. La rueda circulando de vuelta hacia ti. Por supuesto el de Nuria, a la que tú mencionas en uno de los primeros puestos también repetiría premio recibiéndolo esta vez de mis manos. La verdad es que en eso soy un poco torpe y también siento algo de vergüenza (¡qué tontería, no! yo que no tengo miedo de subirme a un escenario). Puede que al final, desconcertada, no sea capaz de cumplir con mi papel transmisor o lo haga tarde. En todo caso te estoy muy agradecida.
Agradecida también por tu visita a mi vals que, como habrás visto, está algo despoblado de entradas pero ha crecido con la incorporación de un “Museo de elefantes” al que te invito a entrar y en el que también hay un hueco para cualquier paquidermo que quieras enviarme. Tienes razón cuando en tu comentario dices que me ves algo escéptica, es porque estoy pasando un momento algo raro de cambios en mi vida, pero muestras de amistad como la tuya y el calor de los elefantes hacen que me sienta siempre mejor. Un beso lleno de cariño.

(* dijo...

Muchísimas gracias, Bel. Hay tanto cariño para todos, tanta ternura en los haikus, que me has emocionado muchísimo. Déjame decirte que siete por tres más uno somos los afortunados que podemos, aunque virtualmente, sentirte tan cerquita siempre. Porque cualquier tiempo es válido para las amapolas; y la luna, perfecto círculo redondo, se llena de calidez si el rojo de esas flores anda cerca, en todos los centros del cielo. Un jardín de palabras.

Dulces besitos, Bel, y bienvenida.

Magda Díaz M. dijo...

Querida Isabel, qué agradable sorpresa, muchas gracias.

Y gracias por tan bonitas palabras para mi, eres encantadora.

Un abrazo largo

June dijo...

Bel, en primer lugar, felicidades por el merecido premio que te han otorgado;en segundo lugar, te agradezco enormente tu atención y tus palabras, sobre todo las que conciernen a la amistad. En cuanto a las otras, las referentes a la poeta son verdad, pero con las dedicadas a la pintora no estoy tan de acuerdo, siempre me he definido como pintora y de eso vivo, aunque sólo en parte y muchos no lo sepan. De nuevo, un gran beso por tu tan inmerecida atención y en cuanto regrese, reanudamos nuestras conversaciones. Yo también te doy un premio, aunque interior.

princesadehojalata dijo...

Gracias Bel, es precioso, eres muy generosa. En plan boomerang te regalo este haiku de André Neuman, que refleja un poco lo que son tus palabras, que se leen y se oyen:

Entre la hierba
un transistor perdido
ronroneando.

Como me alegro de haber encontrado tu transistor. Un beso.

Bel dijo...

Hola Graciela:
Me emociona que te haya emocionado. Y la cosa es que yo me tengo por poco emotiva y un tanto fría. Tendré que arreglar el espejo.
Un beso.

Bel dijo...

Querida domadora:
Creo que estará bien lo que decidas hacer, sea lo que sea. Las reglas del juego es que debes pegar la foto y repartir siete premios. Pero después, por lo que he visto, cada premiado hace lo que le parece mejor. Claro que tú lo tienes muy complicado, pues, que yo sepa, has recibido al mismo tiempo otro premio... ay, ay, ay, cuánto se te quiere.
Mientras lo decides, recibe un afectuoso abrazo.
(ah, y pasaré por tu museo de elefantes, alguien que me quiere bien dice que soy igualita a una elefanta de dibujos para niños que se llama Pocoyó ¿?).

Bel dijo...

Querida (*: Pues tendría que decirte exactamente lo mismo que a Clarice, que me emociona que te emocione. Y que me parece raro respecto al concepto que tengo de mí. Gracias por ese jardín iluminado.
Besos.

Bel dijo...

June:
Gracias a ti por tu premio interior, y sobre todo por tu amistad.
De la pintura, justo fue escribirlo cuando te visité en June y vi que por fin habías expuesto allí alguna de tus obras (Por cierto, que me encantan, diferentes a las otras que había tenido el privilegio de ver, y muy bellas también... ) pero la verdad, llevaba tanto tiempo peleándome con el HTML que ya no quise tocar nada. De todos modos, me estás dando un poquito la razón "poca gente lo sabe" :-).
Un abrazo enorme y hasta tu vuelta.

Bel dijo...

Querida Magda:
¿Cómo estás? No esperaba que respondieras tan rápido. Te imaginaba descansando. La verdad es que mis palabras no reflejan el magnífico trabajo que haces, pero la gente que lo conoce lo sabe.
Con mis mejores deseos de que te recuperes muy pronto, te dejo un afectuoso abrazo.

Bel dijo...

Muchas gracias a ti, Princesa. Me encanta la comparación con ese transistor ronroneante. Y que me hayas traído a Andrés Neuman del que sé muy poco. ¡Más para leer! Y a ti sólo desearte que sigas con tu feliz verano.
Besos.

lobosluna dijo...

Bel, la verdad entiendo muy poco acerca de este premio, me he enterado por los comentarios, así de distraído soy. Te felicito desde aquí por el logro.
Pero quiero destacar algo, aparte de agradecer el bello detalle de tu parte, en este comentario y que me abruma poderosamente, y es tu capacidad de entrega, aparte claro de tu habilidad narrativa, en serio, me sorprende. Me sorprende mucho más la calidez y la capacidad que tienes para entregar tanto y con tanto detalle. Yo soy incapaz de preocuparme de tantas personas a la vez y de recordar hacer esta clase de gestos tan hermosos e importantes para las personas que los reciben. Pero tú me sorprendes sobre todo con eso. Se requiere un nivel de sensibilidad enorme y la capacidad de tomar del propio tiempo para los demás. ¿Cómo lo haces? ¿De dónde surgen esas alas que abres con una gracilidad y luminosidad tan radiantes para abrazar a tantos a pesar de la distancia y de la vida ajetreada? Me saco el sombrero. Los textos son preciosos y los Haikús, que poco conozco, también. Lo que hace a un blog especial, a cualquier cosa especial, no es lo que se pone en él solamente, aunque eso cuenta, sino la calidez y la pasión que late tras él. Este es un lugar cálido, irradiado por ti. Te haría un Haikú, pero no tengo práctica. Pensaré en uno para ti y un día de estos te lo enviaré. Abrazos, amiga, desde este frío invierno.

Bel dijo...

Lobosluna:
Tú sí que me has dejado abrumada. No sé qué decir. Espero tu Haiku, pero si no llega, con tus palabras me bastan y con el precioso poema de bienvenida que me has dejado en Militeraturas. Con amigos como tú, ¿cómo no me voy a acordar?
Aquí hace mucho calor. Intento transmitirte un poco con este abrazo.

Lentitud dijo...

Gracias por el brillante, los gramófonos sonaran con lentitud para ti.
Un abrazo.

Bel dijo...

Lentitud:
Me alegra muchísimo que hayas pasado por aquí y lo hayas recogido. Y gracias, por todo lo que ya he dicho y por estos gramófonos. Aguzaré el oído.
Un gran abrazo.

mundodoc dijo...

Bel, muchas gracias por tu obsequio, me has sorprendido. Y el Haikú, que está realmente hermoso y original. No creo merecerlo, me honraste con tus palabras y las recibo con toda humildad. También me dejan una responsabilidad, la de seguir creciendo, madurando en las ideas y en las palabras, y al mismo tiempo es una invitación a no dejar de practicar el ejercicio de la escritura.

Yo también tengo un "jaiku" para ti:

Una jinete
galopando los mundos
trae los versos.

---
Gracias
por fomentar
la poesía.

Bel dijo...

Por supuesto, querido Denis, espero que no lo dejes nunca. Si fuéramos protestantes, te diría que tienes la obligación de desarrollar el talento que Dios te ha dado. Como somos católicos, vamos algo perdidos con respecto a esa especie de derechos/obligaciones de las que ellos disfrutan.
Bromas aparte, de verdad espero que nunca renuncies a esa espléndida voz. Y muchísimas gracias por tu jaiku, me ha emocionado.
Abrazos.

elshowdefusa dijo...

Muchísimas gracias, Bel. Me ha encantado la entrada. Los premios, los motivos brillantes, tu voz, los Haikus. Me voy a apuntar lo de las Jornades Poètiques, me gustaría mucho ir.

Bel dijo...

Querida Fusa:
¡Qué alegría tu regreso! Me alegro de que te haya gustado. Es lo mínimo que te mereces.
Un abrazo fuerte.

giovanni dijo...

Querida Bel:
Gracias! Divertido, inteligente y sabio... No lo puedo creer... Tal vez sea por mis limitaciones de expresión en idioma extranjero, volviéndome "maestro" sin saber. In der Beschränkung zeigt sich der Meister, en la limitación se muestra el maestro. Otra posibilidad es que todo pasa por la asociación y una mente inconsciente. O sea, la música.
Admiro tu capacidad de captar lo que pasa, visible e invisible, real o no real.
Qué cara alegre de Clarice en el siguiente post!
Un abrazo fuerte

Bel dijo...

¡Qué alegría tu visita, Giovanni! (la parábola del hijo pródigo es totalmente cierta).
Y la cita y las palabras que acabas de dejar precisamente confirman lo que decía sobre tu sabiduría. ¿Sabes que ahora se habla de la mente relacional? Pero hay que ser intuitivo y sabio para tenerla.
Muchas gracias también por lo que dices sobre mí. Aunque tampoco creo que sea cierto... pero me ilusiona un montón que me lo digas.
Quería mostrar esta cara de Clarice que también poseía (también de eso te has dado cuenta).
Besos y abrazos mil querido Giovanni.

Nuria dijo...

Miles de gracias Isabel, por avisarme, no había visitado la entrada, eres un sol
Te lo repito, no tardaré en ponerme al día

Bel dijo...

Un cariñoso abrazo, Nuria, y que salgas de ese recorrido más luminosa si cabe.

Mertxe dijo...

Qué bien me siento...

Bel dijo...

Querida Mertxe:
Pues si he contribuido con un minuto aunque sea de bienestar, me alegro un montón.
Un abrazo.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Felicidades Bel, por tu merecidísimo premio y mil gracias por tu haiku-regalo; (muy certero, por cierto) Sabes, yo siempre me he considerado galardonado con tu amistad. Siento haber tardado tanto en volver a pasearme por este bello prado, tapizado de tan interesantes amapolas. Como siempre, recibe mi afecto y mi beso.

Bel dijo...

Querido Conde:
No sólo el haiku es tuyo, también el premio que por la autoridad de la que he sido investida , te lo he pasado a ti.
Pero tienes razón, el mejor premio es nuestra amistad. Gracias por estar tan cerca y permanecer (eso significa que también tendrías el nuevo premio que me han dado, pero ahí no he hecho listas).
Un gran abrazo.

lobosluna dijo...

Bel, como siempre (y lo reptio), admiro tu dedicación y la fineza de acordarte de cada uno, individualmente. A mí me cuesta mucho entre tanto trajín. Este dejo de descuido me hace tener pocos amigos en la red, aunque los que tengo valen por mil, claro, un buen ejemplo eres tú. Gracias, mil gracias por darte este tiempo para acordarte de nosotros, "gastar" de tu tiempo, de tu vida, en nosotros... Vengo de vez en cuando a tu página, un poco a ciegas, y es que nunca activo los avisos a mi correo, perdón. Aquí en mi Vallenar, donde el verano y las vacaciones ya se han instalado como en suelo propio, algo de más de calor es siempre bienvenido, amiga... Un abrazo, y espero que los Reyes te hayan bendecido con su presencia...

Bel dijo...

Mi muy querida Lobosluna:
De pura casualidad he visto este comentario. También yo te deseo lo mejor para este año que, total, hace sólo 28 días que empezó, aunque ya parezca una eternidad. Y que tengas unas maravillosas y merecidas vacaciones.
Un abrazo muy fuerte.