A. cumple 20 años


Foto: Ricardo Sánchez


Mañana A. cumple 20 años. Y saberlo, sentirlo, me ha producido por fin una alegría calma, la sensación casi bíblica de que "todo se ha cumplido, lo que debía hacerse se ha hecho". Alegría que no sentí cuando A. decidió vivir en otra ciudad. Fue entonces una pérdida que parecía multiplicar todas las de aquellos días cuando apenas me rodeaba otra cosa que melancolía y duelo.

Rara alegría como si pudiera de nuevo mirar otras puertas, mirarlas de verdad, no desaparecida la de madre, pero sí situada en la dimensión que le corresponde, retirada de ese exclusivo primer plano que velaba, cuando no ocultaba, todas las demás, curiosamente no hacia el exterior, no en apariencia, sino hacia dentro, en algún lugar recóndito y, sin embargo, omnipresente.

Ahora que los planos se han desplazado y se suceden en mi campo de visión como un travieso holograma, tal vez sea el momento de detenerme, de observar, de salir del silencio, o no.












Poppy, Georgia O'Keefe




62 comentarios:

nuria dijo...

me gusta me gusta me gusta
tu vuelta, que gracias a A, que cumple 20 años renazcan en cierto sentido las amapolas, aunque sean también un holograma

marisa dijo...

Bel...ya tiene 2o años.Yo todavía estoy en ese plano que tan bien expresas, velando, cuidando, hacia dentro. pues felicidaes a los dos, a él porque sólo se cumplen una vez:)y a ti porque la calma debe ser una hermosísima sensación para una madre que acepta y ama.Un besazo enorme, guapa.

Antonio H. Martín dijo...

Pues mis felicitaciones a A. por esos 20 años, y más para su madre, por su "alegría calma".

Un abrazo, Bel M.

Luzdeana dijo...

Qué bueno que volviste, y que has traído un poco de esa "alegría calma": me deja un sabor a esperanza para el futuro. Justo, justo, en un momento de mi vida que se parece mucho más al de "Good times never seemed so good...". Tus posts suelen tener el poder de hacerme sentir tan identificada. Te lo he hecho saber antes.
Así que después vendrá la calma, y con ella la alegría... estaré esperando el turno de que eso me pase. Ahora tengo bastante con la partida de mi L.
Un beso, querida amiga.

Luzdeana dijo...

Preciosa la primera foto. Parece que hablara.

Inuit dijo...

Feliz,Feliz,felizzzzzzzz, por todo lo que conlleva de bueno, de vivido, de sufrido, de disfrutado y de todo lo que no sabríamos nombrar o desenhebrar.
Hay fechas que nunca mueren, todo lo contrario, nacen y renacen.
Inuits

DB dijo...

me gusta esa foto de madre acogedora y, al mismísimo tiempo, mujer orgullosa de ser lo que es por sí misma, sin otra etiqueta que su nombre.
felicidades a ambas

Bel M. dijo...


Nuria: ¿cómo has podido llegar tan rápido? si apenas acababa de darle al "publicar". Me hace mucha ilusión que hayas sido la primera, como la primera fuiste en comentar la primera entrada de las Amapolas, no creas que lo olvido.
Gracias con un abrazo.

---------------------------------

Marisa, querida, más rápido seguro de lo que queremos (al menos yo) podremos compartir ese sentimiento (aunque esto también lo deseo intensamente).

Otro beso para ti y gracias también.

-----------------------------------

Antonio H. Martín (y yo sigo sin saber el porqué de esa H y ese Martín, algo me bloquea el paso a tu nocturno cuaderno), muchas gracias por venir, por las felicidades, con un gran abrazo.

----------------------------------

Sí, Luzdeana, yo todavía no he salido de mi asombro con aquella manzana y tantas otras cosas.
Llegará, seguro, esa calma y ahora incluso puedes disfrutar de la tristeza, y recordar esos tiempos "so good" con L. mientras llegan los otros...
Gracias por todo. A mí también me encanta esa foto. De hecho, suelo tenerla cerca.
Un gran abrazo.

Bel M. dijo...

¡Qué alegría, tenerte por aquí preciosa Inuit!

Exacto, todo eso que no he sabido nombrar, eso es lo que sentía al poner punto final. Hacemos lo que podemos, en todo...

Mis mejores deseos para ti, con un besazo.

---------------------------------

Muchísimas gracias a ti DB, por tu visita y por esa generosa lectura de la foto, no me había dado cuenta de eso que dices, la segunda parte, que me encanta, claro...

Bel M. dijo...


¡Pero si eres tú, el Sr.Dante Bertini! No te había reconocido. Pues gracias otra vez, con un abrazo.

Rayuela dijo...

Afortunadamente ya se han desplazado los planos.Siempre pasa, tarde o temprano.
Leerte me recordó a mí misma, también al ver el video de la "pérdida", cuando mi F., a los 18, tomó un tren y partió, y después mi I.a los 19...
Y me abraza una melancolía...!!! Así que feliz cumple a A., y ojalá, con tu alegría calma,salgas del silencio.

mil besos*

Clarice Baricco dijo...

Estoy sin palabras. La emoción me inunda. Encierro en círculo tu frase "alegría calma", porque no es tan fácil sentirla.
La foto es HERMOSA. Y de repente, creo ver a mi querida prima-hermana y me sorprendo, otra vez más.
Felicidades a A.
Mi cariño para ti.

alfaro dijo...

Es una de esas fotografías que dicen tanto...
Y se irán, un día se irán...
Felicidades por y para los 20 años,
es cierto que una madre piensa: el camino está cumplido... pero no totalmente, Bel, solo está cumplido una parte del camino.
Un abrazo grande.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Me han impresionado tus letras, Isabel. Y me han dolido, sobretodo porque te aprecio mucho. Luego, miro tu mirada; irradia complacencia y convicción. La autocertidumbre de la mujer- madre. En tus ojos ya vivía esta alegría serena de la que hablas. ¿No es la más bella y profunda de las posibles alegrías? Esta sensación de que lo debía hacerse se ha hecho, también la experimenté cuando hace dos años S cumplió la edad que cumplirá mañana A. Sin embargo, sé que de aquí una década o en la siguiente, necesitaré intensamente volver a balbucear esa evocación. Otra convicción; y esa es mía. Nunca jamás serás un segundo plano para A. aunque creas que hoy solo suena el viento y sigas oyendo nostálgicamente la canción de Neil Diamond. El holograma no cesa. La imagen es perpetua.

Me entristecería mucho que siguieras en este silencio tuyo.
Un beso fortísimo.

ybris dijo...

No entendí entonces bien tu dedicatoria de la canción de Neil Diamond a A.
Ahora queda todo claro.
Los míos hace ya tiempo que marcharon -con bastante más de dieciocho años- y ahora cumplen ya mucho más de veinte.
Pero todo debe ser así para que todo -o casi todo- se cumpla por parte nuestra.
Felicidades a A.
Y a ti por salir de tu silencio.

Besos.

Domadora de Elefantes dijo...

Felicidades para A. y, sobre todo, felicidades a ti por la misión cumplida y por estas amapolas renacidas en febrero, cuando ya la sangre nos anuncia que pronto florecerá el almendro y que todo volverá a brillar. Tú brillas en octubre, en febrero y en cualquier mes del año.
Un beso.

mariajesusparadela dijo...

Acepta y ama.
Y suelta, que creo que es lo más difícil.
¡qué plenitud debes sentir!

el objeto a dijo...

Querida Bel, qué bonito lo que has escrito... me ha tocado especialmente, y eso que yo no sé nada de la maternidad, pero sé de esas puertas de las que hablas, y de esos desplazamientos (creo que mi post sobre los lugares de ayer habla de algo parecido, poder ver otras cosas de repente, desde otro lugar...) Pero me gustan tus palabras enlazadas a la flor de O'Keefe y a tus preguntas sobre el silencio, sobre la pérdida -ahora vivida de otra manera- y sobre esa alegría calma, que tan bien sitúas...
Tu hijo es del 3!, mi cumplevida es mañana! Me gustan los acuarios de esta primera semana de febrero, no conozco a ninguno que me deje indiferente.
Yo me fui un día a París para tres meses y alargué mi exilio enlazando con otros destinos, no paré de encontrarme con mi madre en esas paradas en el camino, ella siempre supo compartir mi largo viaje, tú sabrás encontrar la manera también.
Me alegro mucho de que hayas roto el silencio, te echaba de menos.
un abrazo fuerte, y bellísima imagen!
Vanessa

Bel M. dijo...


¡Silvia!:
Entonces, nadie mejor que tú para compartir esto. También los tuyos han sido precoces. No siempre es "demasiado pronto", pero en nuestro caso sí, un poquito... y, sin embargo, como decía vuestra maravillosa Mercedes Sosa "todo cambia", y ahora, sí, disfrutemos de esa alegría calma.
Un gran abrazo.
-----------------------------------

Querida Graciela:
¿Recuerdas que te comenté que, sin parecernos mucho, compartíamos sin embargo algo, lo que decimos aquí "un aire de familia".
Familia, sí.
Gracias mil, como siempre.
Un beso.
----------------------------------

Claro, Alfaro querida, lo sé, sí, pero un camino bien diferente... con otras perspectivas.
Gracias por tu visita, y de nuevo un abrazo enorme para ti y LM.
----------------------------------

Mi Conde:
También yo te quiero, lo sabes. Pero ahora no te entristezcas con efecto retroactivo... ya está, ya pasó, ahora es tiempo de alegría, como sé también que otros días vendrán no tan alegres y después otros. Ya hace tantos siglos nos lo advirtió el Eclesiastés... "le temps d'apprendre à vivre".
Un beso enorme.

Bel M. dijo...


Querido caballero Ybris:
¡Ah, no sé cómo lo haces para aparecer siempre en el momento oportuno! Tu presencia aquí me alegra un montón. No tengo palabras, sobre todo porque sabes bien de qué hablo...
Gracias, muchas, con un abrazo enorme.
---------------------------------

Domadora de palabras: gracias mil por pasar por aquí, por esas cálidas palabras, por el afecto que desprenden.
Y un gran beso.
----------------------------------

Y muchas gracias también a ti, María Jesús.
¡Ah! Has dado con la palabra clave: soltar, sí, eso es, dejar ir, qué difícil a veces.
Un abrazo grande.
----------------------------------

Y qué bonito lo que tú has escrito aquí, Vanessa (tu post no lo he leído aún, pero de hoy no pasa, ¿o, tal vez mejor mañana?) :D
No, no dejáis indiferente. Sóis personas extraordinarias, en todos los sentidos, en el de maravillosas, y en el de diferentes... a veces hay que acercarse de puntillas, pero todo lo que devolvéis sólo con la presencia es tanto...
Mil gracias también por esas cálidas, reconfortantes palabras, con un abrazo fortísimo.

giovanni dijo...

Hola querida amiga: Un texto precioso, cariños, y, cómo no: sabio. Me hisciste pasar por ese tiempo de melancolía y duelo, leyéndote lentamente. '...algún lugar recóndito y, sin embargo, omnipresente', qué bien dicho!

Me gusta esa 'rara alegría', me gusta para ti y me gusta como 'modelo'.

Y quien es esa belleza de la foto? Es una mujer para enamorarme, pero 'felizmente' ya 'tengo' una que igual me encanta.

Un bacio

giovanni dijo...

demasiados errores dactilográficos:
-cariñoso
-hiciste
Te leí lento y te contesté rápido (muy espontáneo, casi troppo)

Bel M. dijo...


Mi Giovanni:
Recuerdo que una de las primeras veces que entré en aquel lugar donde todo es posible, alguno de nuestros comunes amigos, no sé si Olvido o Lentitud, te llamaba "Gigi l'amoroso".
Más tarde comprendí por qué. Acepto hoy, con alegría alborozada, ese piropo sin llamarte malote (y qué remedio me queda, aunque quisiera hacerlo,si tú mismo ya dejas bien claro que hoy de malote nada de nada).
Y me pongo seria para decirte que muchas gracias, gracias por esa lectura lenta, gracias por esas generosas palabras.
Un beso inmenso para ti, querido amigo.

Belnu dijo...

Qué bonita foto, esa mirada tuya tan llena de matices distintos. Sabías que convirtieron la amapola de O'Keeffe en un sello? Recibí una carta con él y nunca pude corresponder con un sello comparable
Me he puesto ya unas cuantas veces esa versión de Madeleine P. que te pesqué a ti en Facebook

Belnu dijo...

Y en cuanto a esa sensación de algo que se ha cumplido me recuerda a la que yo tuve al ver a G. entusiasmarse con un texto (rebelde) de Foucault y pensé: No me había equivocado tanto con este chico

Bel M. dijo...

Gracias, Belnu, es una foto que suelo tener cerca, más ahora que A. está lejos. También otras más actuales, pero no tengo permiso para traerlas aquí.
Como comentaba arriba, hemos hecho lo que hemos podido...
Estoy enamorada de esta versión ¡y es muy bailable! :D
Un abrazo.

Tania dijo...

Lo bonito de la vida es que todo está siempre en movimiento y hay un tiempo para cada cosa. No hablo del tiempo de los relojes sino el tiempo del corazón, del cual somos siempre aprendizes. Hermosa manera de regresar del silencio, con esa alegría rara que hace mirar otras puertas...

Me gusta leerte, Bel, tienes una sensibilidad delicada.

Un abrazo.

Bel M. dijo...

Qué alegría tu visita, Tania. Sí, desde el Eclesiastés deberíamos saberlo, un tiempo para cada cosa... cuesta aprender a vivir.
Muchas gracias por esas generosas palabras. Es una de las cosas más hermosas que me han dicho sobre eso, lo poco que escribo.
Un abrazo fuerte para ti.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Mi querida Bel:

Qué alegría. Alegría que me invade el cuerpo, alegría hasta física por el regreso de las amapolas, por esa fotografía maravillosa del dúo dinámico, en la que A. se tapa un ojo para ir abriendo el restante a lo largo de dos décadas. Por este fondo sonoro de Madeleine mientras diluvia benditamente sobre Buenos Aires y esa poppy de Georgia se muestra en su impúdico y profano (y, por ende, sagrado) esplendor (años, Bel, años siguiendo la pista del perfume de las flores de O'Keeffe por los museos).

Tarea cumplida, Bel. Soberanamente cumplida.

Y amapolas abiertas, till the end of love ...

Te abrazo fuerte.

Bel M. dijo...

¡Ah!, Mariel, tenemos que hablar largo y tendido. Llegó a mis manos tu "Constelación de Andrómeda", gracias a la generosidad de Mª Jesús (la otra opción se volvió muy complicada...). Sólo he tenido tiempo de hojearlo, pero ya me he encontrado con más de una maravilla.
Y sí, a veces la lluvia es una bendición.
Gracias por tus cálidas palabras.
Un grandísimo abrazo.

Antonio H. Martín dijo...

Amiga Bel, como sigues sin poder acceder a mi cuaderno (¿cosa de duendes traviesos?) te doy aquí una breve explicación sobre mi cambio de nombre, con tu permiso:
Martín forma parte de mi nombre original, el que me pusieron al nacer, y 'castellón' es un apellido postizo que me pusieron oficialmente años después. Lo de la 'H' es un humilde homenaje a mi querido tío, el lobo estepario, aunque también significa otras cosas... Quizá la quite más adelante, o quizá no, ahora no lo sé. Debe ser que estoy en la crisis de los 50, jaja.
Si hubiera por aquí un mail tuyo, te explicaría con más detalle.
(el mío es dunsany8@yahoo.com)

Un abrazo.

AHM

Juan Bautista Morán dijo...

Han de ser unos hermosos 20 años vistos desde tu delicadeza y desde la sabiduría encontrada que tienen tus palabras.

Sencillamente un abrazo y un silencio respetuoso para esta entrada tan emotiva.

Bel M. dijo...


Mil gracias, Antonio. Sí, me gustaría saber más de esa misteriosa e intrigante historia, así que encantada te pediré esos detalles.
Un abrazo.

---------------------------------

Ya sabes, Juan, que siempre es una alegría recibir tu visita.
Gracias por tus cálidas y también delicadas palabras. Y un abrazo.

virgi dijo...

¡Ah, Bel, que cosas hermosas nos regalas!
Comprensión, tiempo, madurez, infancia renacida, dulzura, serenidad.
Y vuelves con todas ellas.
Y siento que te entiendo.
La foto preciosa, como la madre, como el niño, como tú.
Un abrazo bien fuerte

Bel M. dijo...

Querida Virgi:
Mil gracias por todo ese cariño, por esas cálidas consideraciones. Te he respondido contando mucho más en aquel espacio de niebla, luz y palabras.
Un gran beso.

Nikté dijo...

¡Dios mío! Tú aqui de vuelta y yo sin saberlo.
Cuántas veces habré entrado en esta tu casa para saber de ti, pero lo has hecho sorprendiéndome, como a mi me gusta que hagan las cosas.
Me niego a que vuelvas a desaparecer.

Necesito, deseo a tus palabras que comulgan con una parte de mi.
Me atrae la belleza; tú eres belleza

Annabel M. Z. dijo...

qué tremendo blog!
podría pasarme aquí todo el fin de semana.
A. cumple 20, firma Bel M. y yo nací en octubre.

Felicidades, en cualquier caso.

Bel M. dijo...

Nikté querida, me he quedado descolocadísima con tus generosas palabras. No sé qué decir. En mi descargo, ayer estuve un rato en tu cuarto de los juegos y fui casi tan entusiasta como tú aquí.
Un abrazo enorme.

---------------------------------

Mil gracias también a ti, Annabel. Sé muy bienvenida.
¿Así que eres una amapola de octubre, o una cereza? Las cerezas son mi otra debilidad.
Un abrazo.

Oceanida dijo...

Felicidades para A y a ti por tus letras. El tiempo pasa inexorable amiga.

Un abrazo.

Bel M. dijo...

Gracias, Oceánida. Cuanto tiempo. Sí, pasa y todo cambia.
Otro abrazo para ti.

paisajescritos dijo...

Bel. M. Nuestras criaturas tienen cierta habilidad para romper los silencios. A veces inoportunas, otras verdaderamente bienvenidas. Qué envidiable paciencia la que no todas las madres tenemos. Amapola en invierno con el color del optimismo y la energía: felicidades de promesa. Sigues ahí ¿verdad?

antonio manuel fernandez morala dijo...

El paso del tiempo es el regalo de la vida, y veinte años son parte de los encuentros y desencuentros. A veces duros como una daga en el alma..., y otros, tan blandos y serenos que la luna se cela de ellos.La suerte de A es tenerte como madre; no todas las madres regalan amapolas en octubre; ni la belleza interna de las estrellas; saludos y abrazos para los dos.

Vagamundo dijo...

Habéis alcanzado juntos una meta, que es a la vez un desvío hacia la pista de despegue... Seguro que has alimentado bien esos huesos huecos y robustos de ave... ahora le toca volar. Y las distancias físicas contarán cada vez menos

Bel M. dijo...


Paisajes escritos:
Me ha alegrado un montón tu visita y saber que compartes todo eso, aunque tan hermoso, también tan contradictorio que significa a veces ser madre. Y sigo, sí, más o menos.
Un abrazo.


----------------------------------

Muchas gracias, Antonio, tú eres un auténtico sol. Qué bien que te has asomado por aquí en estos días lluviosos y fríos.
Un beso.

----------------------------------

Qué hermoso lo que dices,Vagamundo, y tienes razón, en todo. Me ha encantado tu visita.
Un abrazo.

Mertxe dijo...

Última lectura del día. Gracias, Bel. (Y gracias, dioses de la informática, que me habéis permitido un paseo por las casa de los amigos.)

Bel M. dijo...

Gracias a ti, Mertxe. Me alegra tanto tenerte por aquí.
Un beso grande.

odette farrell dijo...

Me encantó tu foto con A. y también la hermosa amapola de O'Keefe que es además de mi color favorito: el naranja :)

20 años... el mio este año cumplirá 18 y mira que lo estoy gozando... sobretodo porque finalmente esa adolescencia rebelde está pasando :)

lobosluna dijo...

"Que veinte años no es nada...", dice la canción, y la verdad, son bastante, sobre todo para quien los ve plegarse ante sus ojos... deberías escribir más, siempre más. Un abrazo fuerte.

Nikté dijo...

Y a estas alturas cunplirá 21

Bel M. dijo...


¿Verdad, Odette, que este naranja de la O'Keefe tiene algo de esa alegría calma? Mientra el amarillo es algo alocado y el rojo a veces demasiado violento, este naranja es... eso, alegría calma.
Muchas felicidades para el tuyo (18, sí número importante).
Un abrazo.

-----------------------------------

Lobosluna, querido, ¿sabes que cuando leí tu frase me emocioné? porque me la dijo alguien en cuyo criterio confío del todo, aparte de la pesada y dubitativa yo misma.
Gracias, con un gran abrazo.

----------------------------------

¿Debo interpretar, linda Nikté, que me echas de menos?

Yo también te quiero.

-----------------------------------

virgi dijo...

Hola Bel,
vengo por aquí con cierta frecuencia y cuando veo esa pareja siempre me oigo diciendo: ¡Qué bellezas!

Disfrútalas, un beso

Bel M. dijo...

Gracias, Virgi. Con amigos como tú es más fácil mostrar la parte bella.
Otro beso para ti.

Stalker dijo...

Conmovedor regreso...

Isabel dijo...

¡Qué bella foto!

En el rostro de la madre ya se adivina la aceptación de lo inevitable.

Bel M. dijo...


Y a mí me alegra tu presencia aquí, Stalker.
Un abrazo.

---------------------------------

Y la tuya, Isabel, ¡cuánto tiempo!
En cuanto a lo que dices, tal vez sí, tal vez siempre sepamos más de lo que creemos saber.
Un abrazo.

----------------------------------

Olvido dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Olvido dijo...

Llevo unos días (bastantes) fuera de internet por motivos más que ajenos, intrusos y acabo de ver que las Amapolas se mueven, me gusta que las cosas palpiten de nuevo y que el saber soltar a A, entonces, ahora te reconforte. Tantas cosas que decir al respecto verdad?.
Un abrazo grande Bel

Bel M. dijo...


Olvido:
Celebro entonces todavía más tu presencia aquí, si significa que esos motivos intrusos han desaparecido.
Sí, hay tantas a veces que el único recurso parece el silencio...
Otro gran abrazo para ti.

Amparo Bernal dijo...

Estamos en ese dilema, en las mismas, BEL. Igual. Pero yo inclino la balanza a abrir ventanas y puertas, a ver que pasa. ¿No te parece?

Muchos besos, guapa.

Bel M. dijo...

En realidad, Amparo, A. hace dos años que vive en otro país, así que las ventanas y puertas están super abiertas. ¿Qué pasa? En mi caso el resultado ha sido inmejorable. ¡Te deseo lo mismo!
Un besazo para ti.

June dijo...

Palabras preciosas que reflejan sentimientos íntimos, verdaderos, también hirientes, pero apaciblemente repletos de vida.
Felicidades para A. y para ti.

June dijo...

Palabras preciosas que reflejan sentimientos íntimos, verdaderos, también hirientes, pero apaciblemente repletos de vida.
Felicidades para A. y para ti.