Ha nevado todo el día


Me vais a permitir que sea un poquito cursi. Es lo que tiene la nieve, que produce una especie de borrachera  y una se deja arrastrar por ese "Tombe la neige, tu ne viendras pas ce soir... triste certitude..."





Mi calle se ha llenado de pronto de niños que juegan. Se oye la algarabía, ellos brincan, los adultos sonríen. Como un milagro.

11 comentarios:

giovanni dijo...

Ay ay, vuelvo a los 15... o era incluso antes? Y después, no tanto después porque me 'armé' contra decepciones. Curioso, acabo de escribir un comentario en el blog de Portorrosa donde nunca dejo comentarios y el tema ahí tiene que ver con esta: tu ne viendras pas ce soir...

A los 14 o 15 años traté de cantar la canción con la misma voz...

Me dejé arrastrar... Ah, esa neige que es tan blanda, tan dulce y, a veces, amarga a la vez. Mejor paro porque ya sono troppo sentimentale (y buscar refugio en la ironía es cobarde, jaja).

Por supuesto, vengo del blog de Olvido donde leí tu último comentario... Donde encuentro todo sobre la cotidianeidad y lo efímero del amor?

Un beso, mi amor (sono horribile...)

Bel M. dijo...

Giovanni, querido, me encanta esa frase "buscar refugio en la ironía es cobarde".
Sólo por eso, ya mereces un besazo inmenso.

Isabel Martínez dijo...

Dulce Adamo que acompaña esas imágenes tan bellas.
Un abrazo, Bel.

mariajesusparadela dijo...

La nieve me encanta: esponja y purifica la tierra. Adamo me habla de un pasado lejano que parece que fué ayer.
Gracias Bel por taerme las dos cosas.

Fernando dijo...

en el año 62? estaba en Barcelona...yo no lo recuerdo pero una carta desde allí a mi casa hablando de mi hablaba de una gran nevada..

PÁJARO DE CHINA dijo...

Recordé Nieve, de Pahmuk. País de Nieve, de Kawabata. La nieve que cae en Amarcord. Toda esa nieve que no está en ningún libro, en ninguna película. La nieve anónima que deslumbra y te desplaza a la fábula. La nieve que después se convierte en agua sucia y uno esperando que vuelva a nevar. Los copos de nieve que son fractales. El mundo infinitamente repetido e irrepetible en cada copo de nieve. Cuando nieva por dentro y uno escucha, por ejemplo, a Adamo. Gracias, Bel.

Un abrazo nevado.

Rayuela dijo...

Adamo! cuántos años sin escucharlo!
Y yo, como Pájaro de China, también recordé "país de nieve" de Kawabata.

gracias,Bel!*

ybris dijo...

Eso tiene la nieve.
Nos permite ser un poco cursis (mejor nostálgicos).
Lo mismo que nos permite cubrir el duro suelo de blandura.
Disfrutémosla.

Besos, Bel.

marisa dijo...

Tú nunca podrías ser cursi, en todo caso, como dice Ybris, nostálgica.la nieve es un milagro que borra el mundo y lo viste con galas de belleza.Tú sabes ver la belleza allá donde esté.Un beso

Conde de Galzerán dijo...

Salut, Isabelle. La neige tombait sur les toits.

Bonita postal de pesebre. Sólo cuando la postal deviene pesadilla y acontece la hecatombe, la tierna voz de Salvatore brilla un poco menos. Nada queda más lejos del romanticismo que la sensación de estar inmovilizado en cualquier rincón de la geografía o en tu propio hogar. Esta vez, la neige se monque de moi, se monque de toi.

« L’eaufêtes ». O bien… le Comte trouble- fêtes.
Un baiser, mon amie.

Bel M. dijo...

Queridos amigos:
Muchas gracias por vuestra compañía. Fue una tarde maravillosa. Ya sabéis que la nieve aquí es todo un acontecimiento, pero ya pasó.
Y, tras la resaca, hay que volver a las mil obligaciones. También por eso, aunque no quiero dejar de nuevo el blog en suspenso, tendré que cerrar los comentarios, porque si sé que puedo acercarme y ver vuestras palabras, me sería imposible dejar de responderlas. Así que no me queda más remedio que evitar la tentación.
Un abrazo inmenso a todos.