La partida de ajedrez



La partida de ajedrez
Sofonisba Anguissola 1532-1625

O, tal vez, "las cuatro edades", la mujer jugando la partida de la vida.

29 comentarios:

alfaro dijo...

Cuánto dicen estas caras, las miradas, todas miradas sucesivas hacia alguien hasta llegar a la que se escapa hacia nosotras, porque son miradas femeninas y seguro que se dirigen a nosotras. Escapándose de ellas mismas.
Es precioso
Un abrazo.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Extraordinarias las trayectorias de las miradas. En la ancianidad estamos casi fuera de campo ... Un abrazo muy fuerte, Bel.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Me rindo ante la etiqueta: "Ellas pintan" ...

Fusa Díaz dijo...

Me alegro de que tú también te vuelvas a dejar hablar.
Lo bueno, si breve, dos veces bueno, supongo, que no hace falta decir mucho de esta partida.
Un abrazo.

giovanni dijo...

Qué sorpresa! Nueva... y se puede comentar. Cuatro stagioni... in che stagione sono io? Ay mujer... ay, hombre...

Acabo de editar un vídeo sobre pintores, saldrá dentro de poco en YouTube y mi blog.

El arte es tan importante!!! Sobre todo en estos tiempos miserables de capitalismo de crisis.

Baci

Luzdeana dijo...

Hola Bel, tan sugerente siempre... Cada una pinta su edad simplemente con la trayectoria de sus ojos... Pero esa mirada de lleno al espectador nos cuenta de repente, sin vueltas, en franca complicidad que nosotras captamos al instante, que ella está en la plenitud. Y lo sabe.
Besos, qué bueno poder hablarte.

Fernando dijo...

las edades de la mujer...eso parece..besos.

José Antonio Fernández dijo...

Toda una vida reflejada en el cuadro. Cuatro generaciones en las que cada una tiene sus movimientos establecidos en el tablero, no digo de la vida pues suena muy cursi, vaya, lo he dicho.
Un abrazo.

Bel M. dijo...

Alfaro:

Este cuadro me tiene totalmente fascinada por esas miradas, sí, esa composición y estoy segura de que como en Leonardo, se encuentran algunos símbolos que dicen mucho más de lo que aparentan.
Besos.
Por cierto, he dejado unas palabras en "Cuanto sé de vos", espero que las veas porque no ha sido en la última entrada, sino en otras.

---------------------------------

Mariel

Efectivamente Casi fuera de campo y, sin embargo, mirando la partida todavía.
¡Ah! Me alegro de verte por aquí y de esa alusión a la etiqueta.
Un abrazo enorme.

----------------------------------

Exacto, Fusita, ella habla por sí misma y dice mucho, como tý hoy en tus fragmenteos.
Un besazo.

----------------------------------

Sí, Giovanni, algún tiempo. Pasaré a ver ese vídeo.
Tiempos miserables, sí, pero siempre hay grietas... o así quiero creerlo.

Un abrazo grande.

Bel M. dijo...

Diana:

¿Verdad que es fascinante? Ella sabe, efectivamente, que está en su plenitud y nos mira segura y, como si tuviera un secreto. Las dos jóvenes se buscan en el futuro y la anciana tiene la vista vuela atrás, sí, pero ¿qué mira?

Un gran abrazo.

----------------------------------

Fernando, querido, ¡cuánto tiempo! me alegro de verte por aquí.
Besos para ti también.

-----------------------------------

José Antonio:

También yo digo algo parecido... pero, mira, me defiendo y te defiendo: no siempre lo obvio es cursi, ¿no crees?

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Todo parece intencionado, desde las miradas al espacio que ocupa cada una.
Precioso.
Gracias por dejarnos comentar.

Marisa Peña dijo...

Bel! Qué bonita has dejado tu casa...
Sofonisba fue una mujer excepcional, una adelantada a su tiempo.Su particular forma de ver el mundo de las mujeres llega ahora hasta nosotras,las que como muy bien dice alfaro, aquí estamos...jugando la partida de la vida.
Mil besos

Conde de Galzerán dijo...

Como siempre aprendiendo de ti, Bel. Genial la pintura y genial que la hayas transportado entre tus AMAPOLAS. (Guiño de ojo). Y un tercer genial, por dejar la posibilidad de comentarte.

Su contemplación me destina a una sensación de profunda amargura. Me duele ese tablero de ajedrez, amiga…. los mortales nunca alcanzaremos el Ática; sólo estamos capacitados para atravesar esta existencia con las muletas de los enroques, con los atributos ortopédicos del jaque y mate…… ...ese rey indefenso que sólo puede huir preservando su vida ….pasito a pasito…..que triste.
Acaso una pregunta…tú que eres dama ¿por qué la única que nos descubre es la mujer lozana y adulta ?... yo creo saber la respuesta.
Debieras ser piadosa conmigo. Yo tampoco he tenido una hermana.

Un petó, dels forts.

Isabel Martínez dijo...

Sólo la adulta mira de frente, segura. La niña más pequeña observa risueña a la adolescente que, a su vez, mira y busca confirmación en la mujer adulta. La más mayor no pierde de vista el tablero, el juego de la vida.
La partida está en manos de la mujer adulta y de la adolescente. La anciana observa con una media sonrisa y la niña dibuja una sonrisa amplia que certifica la expresión de júbilo de sus ojos.
La anciana está fuera del enfoque directo de la pintora, pero sigue la partida con interés.
Sofonisba Anguissola expresó mucho en este cuadro.
Un beso, querida Bel.

Bel M. dijo...

Querida Mª Jesús, o señora del país de las hadas. Gracias a ti por tu visita y tus palabras. Efectivamente, parece llena de secretos.
Ya me dijo Isabel M. que hablásteis de mí en ese mágico país. También yo os aprecio un montón.

Un beso.

----------------------------------

Marisa:

Ojalá esa partida de la vida sea intensa sin ese sol negro de la melancolía que nos muestra Claudia.

Un abrazo muy grande.

---------------------------------

Mi Conde:

Gracias mil por esos elogios que no sé si merezco, y por ese guiño de ababol.
Me ha sorprendido tu comentario. Fíjate que yo no había percibido amargura, al contrario, más bien una serena aceptación. Incluso la anciana, echa una mirada atrás, antes de su desaparición nada amarga. Se limita a observar esas piezas en el tablero con dulzura incluso. Es verdad que nunca alcanzaremos el Ática, pero esta obra me resulta en ese sentido consoladora.
Me preguntas sobre algo cuya respuesta crees saber. ¿Qué te parece si me la dices y yo te digo si has acertado?
¡Ah! sí, seamos piadosos entre nosotros, qué nos queda si no en estos terroríficos días.

Un super petó.

---------------------------------

Isabel, querida, aunque ya se lo he dicho a ella en su interesante blog, tengo que repetir y agradecer la deuda que tengo con tu amiga Clarés. Como parece que ahora no lo frecuenta, no sé si habrá leído mi comentario, por eso te transmito a ti, una vez más, las gracias.

Sóis un grupo estupendo.

Un abrazo grande.

gloria dijo...

Aún contemplando... Cada detalle, cada gesto detenido hablándonos... Sé que hay mucho más allá, estoy segura, pero no sé ponerle palabras.

Bel, como siempre llevándonos de la mano hacia la belleza indecible.

(me encanta el nuevo azul).

Te abrazo muy fuerte.

Bel M. dijo...

Querida Gloria:

Pero lo has dicho muy bien, esos gestos detenidos que nos hablan. Y me alegro que hayas encontrado ahí algo de belleza. ¡Y de que te guste el nuevo azul!
(Blogger ha sacado un montón de plantillas nuevas que son muy fáciles de aplicar)

Un beso muy grande.

Goliardo dijo...

¡Querida Bel, cuánto me alegra este regreso! Siempre fiel a tu estilo, pocas palabras, diciendo a través de la imagen, a través del silencio, de este juego de miradas cruzadas, que además juegan con las cuatro edades, y nos miran a quienes creemos mirar, a través del tiempo. Cuánto dices, y qué bien sabes hacerlo.
Un abrazo grande.

ángel dijo...

Gracias, Bel, por tu comentario en mi espacio de poesía y por esta imagen inquietante donde se juega la vida por cuádruple partida.

Saludos....

Bel M. dijo...

Goliardo:

Qué alegría tenerte aquí de nuevo. Verás, te diré un secreto, más que fiel a mi estilo, es que todavía tengo poco tiempo, así que no puedo dejar muchas palabras. Pero me alegro de que ese silencio parezca voluntario, parezca una forma de comunicación. Tal vez en el fondo lo sea... pronto iré a visitarte, querido amigo, entre tanto, te dejo un gran abrazo.

--------------------------------

Ángel:

Gracias a ti de nuevo. Inquietante, sí, también lo es, exige ir más allá de una interpretación simplona o rápida.

Un abrazo.

Belnu dijo...

Qué interesante cuadro! Todas reflexivas e inteligentes, todas pensantes, en sus distintas edades, jugando...

Bel M. dijo...

Me gusta,Bel, esta reflexión que aportas "todas pensantes". Se me ocurre que quizá ése es otro de los elementos que aportan magia a la obra, que la hace distinta de otras representaciones de la mujer. ¡Gracias!

Clarice Baricco dijo...

El duro juego de la mujer.


Me gusta como pintas Bel.


Un besote.

Bel M. dijo...


Querida Graciela:

Muchas gracias. Es verdad, tal vez el juego de la mujer sea duro... pero aquí me parece sereno y reflexivo, ¿no crees?

Un beso para ti.

Mertxe dijo...

El juego de las miradas es la clave, sí, aunque quizás no tenga esa trascendencia que lleva a la metáfora de las edades. Es muy posible que de la más pequeña se esté, sencillamente, mirando a la autora del cuadro. De ser así, se estaría en un juego de colaboración. Hace mucho tiempo que leí sobre esta magnífica mujer (y vaya historia...), y me convenció la idea que acabo de dejar aquí sobre este cuadro.

(Subiendo...)

Belnu dijo...

Sí, sí, son sujetos además de objetos de la mirada... femenina!

Bel M. dijo...


Sí, claro Merche, efectivamente existe esa colaboración, las dos pequeñas quizá colaboren para que la tercera llegue a esa plenitud, a esa seguridad, la anciana, como ya han apuntado aquí algunos, está casi fuera de campo, se está yendo y ya no las mira a ellas,mira el juego, serenamente, quizá con una sombra de nostalgia... la tercera, en cambio, no colabora en absoluto con la cuarta, cosa que entiendo perfectamente, yo tampoco lo hago :)

¿Algún día me contarás esa historia?

Un gran beso.

----------------------------------

¡Eso es Bel! Son sujetos, entre ellas y hacia nosotros. Sofonisba imposibilita que nuestra mirada las reduzca sólo a objetos.

Mertxe dijo...

Se dice en los círculos entendidos que la que aquí llamamos anciana es, posiblemente, una sirvienta. La niña, Minerva, mira a Europa, y ésta a Lucía que mira... a la pintora. Son, en conjunto cuatro de las seis hermanas Anguissola, todas pintoras si bien la que ha alcanzado fama es Sofonisba. No le dan más trascendencia que ésa: un juego banal y cuatro personajes más el invisible de la pintora. Desde luego que, como toda obra de arte, está abierta a la metáfora y eso está bien, está bien que estimule la imaginación. En cuanto a la historia de esta mujer, hace un ratito que me la he buscado para refrescármela y te aseguro que no tiene desperdicio. Empezando por el nombre de la señora pintora... Si quieres, te paso la página francesa que me he encontrado...

Bel M. dijo...



¿Son hombres esos "entendidos"? ¿Sí? ¡Aaaahhh! En cambio, en la venus desnuda de Velázquez encuentran más simbología que en el diccionario de Cirlot.

Es como decir que "La metamorfosis" habla sólo de uno que se convierte en escarabajo y que su familia es muy mala y ya no lo quiere.

Si el arte se pudiera explicar tan banalmente, ya no lo sería, ¿no crees? el arte lo es precisamente por su polisemia, eso es una de sus características.

Gracias mil, Mertxe, por la información. Si me dices que está en francés, ya la encontraré yo.

Buenas tardes, un poco grises...