Gracias a todos






Dios mío, ¿qué soy yo
para que esas bocas tardías se abran a gritos
en un bosque de escarcha, en un amanecer de flores de trigal?

De Ariel,  Silvia Plath



Hoy se cumplen tres años. Y si ayer daba las gracias a los primeros que se acercaron, hoy os las doy a todos, a los primeros, a los últimos, a los que llegaron, a los que se fueron, a los que vinieron, a los que ya no vuelven, a los que estaban, a los que continúan ( Mª Jesús Romero    Gloria Martínez Vicente     Fusa Díaz     Silvia Zappia     Isabel Martínez Barquero   Stalker   Marisa Peña   Virgi   Ani Bustamante     Magdalena Merlos   Gracia Iglesias    Fran    Inuit    Conde     Dante Bertini    Graciela Barrera      José Antonio Fernández     Duna     Felipe Sérvulo   RFT    Ramon Eastriver      Toño Morala     Vanessa Núñez     Isabel Mallén      Leonardo Torres   Juan Bautista Morán    Diana H.    Ángel   ...  )  a los que alguna vez vinieron y dejaron una huella, a los que no lo hicieron, a los que nunca, a los que siempre, a los locuaces, a los silenciosos.... mil gracias por la compañía, la atención, la escucha, la mirada. Y tal vez para cerrar el círculo y porque no sé muy bien qué hacer con estas amapolas que cada vez gritan más silenciosamente vuelvo a ella (con un agradecimiento especial a  Isabel Núñez , ella sabe por qué) :


Ménade

Solía ser corriente: solía sentarme
junto al algarrobo de mi padre, comiéndome
los dedos de puro circunspecta.
Las aves daban leche.
Si tronaba me escondía bajo una losa.

La madre de bocas no me quería. El viejo
iba quedándose en muñeca.
Soy demasiado grande para retroceder. La leche
de las aves es eso: plumas,
las hojas del algarrobo: monótonas como manos.

De poco vale el mes este.
Los muertos maduran entre las hojas de la vid.
Nos vigila una lengua roja.
Madre, apártate de mi patio, 
estoy transformándome.

Cabeza caniforme, glotona:
dame las bayas de lo oscuro.
Las tapas no encajan. El tiempo
deduce del gran ombligo solar
su interminable relucir.

Tengo que tragar todo.

Dama, ¿quiénes son ésos, en la cuba lunar,
ebrios de sueño, opuestos sus miembros?
A esta luz es negra la sangre.
Dime mi propio nombre.



Maenad

Once I was ordinary:
Sat by my father's bean tree
Eating the fingers of wisdom.
The birds make milk.
When it thundered I hid under a flat stone.


The mother of mouths didn't love me.
The old man shrank to a doll.
O I am too big to go backward:
Birdmilk is feathers,
The bean leaves are dumb as hands.


This month is fit for little.
The dead ripen in the grapeleaves.
A red tongue is among us.
Mother, keep out of my barnyard,
I am becoming another.


Dog-head, devourer:
Feed me the berries of dark.
The lids won't shut. Time
Unwinds from the great umbilicus of the sun
Its endless glitter.


I must swallow it all.


Lady, who are these others in the moon's vat-
Sleepdrunk, their limbs at odds?
In this light the blood is black.
Tell me my name.



42 comentarios:

Lentitud dijo...

De nada.

Fusa Díaz dijo...

Gràcies a tu, sempre.

mjromero dijo...

Bel, felicidades, enhorabuena por estos tres años, e infinita gratitud por la belleza de las amapolas. Nunca me defraudan tus entradas.
Un abrazo.

Conde de Galzerán dijo...

Pues no sé de qué va la cosa. Me encantan los jeroglíficos y la expectación. Espero con afán la Piedra de Rosseta, por muy simple que sea.

Gracias a ti, por tu amistad.

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Gracias a vos por tu sensibilidad, tu calidez, por la persona que en este lugar tan peculiar que es el bloggerío celebro haber encontrado.
Sí, a veces se nos imponen los silencios. Yo misma he posteado mucho menos en los últimos meses. Pero es tan bueno saber que no estamos tan solos cuando logramos sacar la voz y regresar.
Y es verdad, quizá nunca lleguemos a vernos. Pero los momentos que nos han acercado guardan una intensidad que nos conecta más allá de las realidades que nos separan.
Tres besos,uno por cada año amapolar.

Elvira dijo...

¡Gracias a ti! Y enhorabuena por los 5 años y todo lo que aportas.

Un beso

Domadora de Elefantes dijo...

Enhorabuena por todos estos años de amapolas. ¡Y que vengan muchos más!
Un beso.
G.

PD.: La palabra de verificación que me ha salido es "bless". Pues eso: benditas amapolas.

gloria dijo...

Quienes tenemos que darte las gracias somos nosotros, Bel, eso seguro. ¿Quién si no tú, iba a llenarnos de luz en forma de amapolas cada mes de todos estos años?

Un abrazo enorme, y que cumplas muchos más ;)

Bel M. dijo...

Querido L.:
Está claro que tú te encuentras entre los poco locuaces, pero tu presencia aquí ya dice bastante.

-----------------------------------

Mi pequeña gran escritora: fuiste un regalo que, de existir, hubieran mandado los dioses.

-----------------------------------

Querida Mª Jesús:

La infinita gratitud te la debo yo a ti. Como te decía abajo, esa sensación reconfortante de que siempre estás, esa seguridad de que en tu Ciudad, en Cuanto sé de Vos, en Mª Jesús Romero, siempre se encontrará alguna joya, un poco de luz, piedras que salvan.

----------------------------------

Mi Conde:

¿Pero ha leído usted el texto?

Y aún así me da las gracias, gracias que repito por esa amistad que espero dure y dure.

----------------------------------

Querida Diana:

Lo sé, también yo, y aún así, qué reconfortante saber que estás, que estamos, lejos, más allá del océano, pero estamos.

----------------------------------

Querida Elvira:

No me cansaré de repetir esa coincidencia como milagro. Vayan, vayan al blog de Elvira y verán una amapola de verdad.

---------------------------------

Querida Gracia:

Mi agradecimiento de nuevo y en ese otro milagro de coincidencia mis mejores deseos para ti. Que tus elefantes sigan bailando en ese vals infinito que nos regalas.

---------------------------------

Bel M. dijo...

Gloria, querida, te me has colado mientras escribía el anterior comentario.
Y aún te espero "por túneles, por años bisiestos por venir" en esa rareza que es vivir.

-----------------------------------

Abrazos enormes a todos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Gracias siempre a ti, Bel, porque acercarse a tu blog es hallar amparo para el espíritu. Me siento muy cercana a tu sensibilidad y es como si te conociera de toda la vida.
Enhorabuena por estos tres años. Y que las amapolas sigan a su aire, como surgen en el campo. Lo esencial es la intensidad y no la cantidad, y es intensa la belleza que se halla aquí siempre.
Millones de besos agradecidos.

Eva Huarte dijo...

Bel-lísima amapola... he comentado poco pero te he seguido casi siempre, pienso en ti siempre que miro amapolas, y lo seguiré haciendo, en abril o en octubre.
Gracias por tu sensibilidad y bellos poemas.
Un abrazo muy fuerte y hasta siempre*

José Antonio Fernández dijo...

Ahora es tiempo de amapolas. !Una preciosa flor, por cierto!
Un abrazo.

Bel M. dijo...

Isabel querida:

Tienes razón, a veces pareciera como si los nombres escondieran algo más. El agradecimiento te lo debo a ti mi arma.

----------------------------------

¡Que sorpresa, Eva! Y mil gracias por tus consideraciones y por esos paseos silenciosos.

----------------------------------

Sí, ahora, pero no en octubre. Éso es exactamente, José Antonio. ¡Gracias!

----------------------------------

Abrazos enorme a los tres

Isabel dijo...

Mil gracias a ti, siempre.

Un fuerte abrazo y felicidades.

Bel M. dijo...

Amapolas llenas de Isabeles...
Abrazos enormes para ti.

Fernando dijo...

F E L I C I D A D E S

Bel M. dijo...

¡Vaya, qué sorpresa y qué alegría verte de nuevo por aquí, Fernando!
Un beso.

Belnu dijo...

Ah, estas amapolas siempre tan hospitalarias conmigo, ¿yo sé por qué? No, yo no sé, yo sólo veo ese gran ombligo del sol donde el tiempo se desentraña, se desmadeja, qué sé yo
Time
Unwinds from the great umbilicus of the sun
Y una desolación materna compartida... Y estas amapolas trenzadas a mechones de cabelleras donde venimos a reposar tantas isabeles
y la conversación donde también me refugio alegremente
Enhorabuena! Per molts anys! Y un millón de gracias!!!!

Bel M. dijo...

Eso es lo que dicen todos los sabios, que no saben nada, pero tus frases son tan exactas "desolación materna compartida" y también esperaba que encontraras el ombligo de ese sol... ¿verdad que aquí S.P. parece cumplir ese destino de tan lúcido casi profético de algunos poetas?
Y gracias también por haber trenzado para mí (el hallazgo es precioso) las amapolas con las cabelleras.
Un grandísimo abrazo y tanti auguri!!

Rayuela dijo...

gracias a vos, Isabel. es un placer conocerte.(sí, en estas virtualidades, te conozco)


y tu nombre?
tiene
el color
de la
luz
y de las
amapolas
en el
campo

mil besos*

Clarice Baricco dijo...

Muchas felicidades.
Por un blog nos conocimos. Maravilloso.
Esperando sigas compartiendo y que yo siga creciendo a tu lado.
Mi cariño.
G

RFT dijo...

Muchas gracias por tu corazón grande, desde el hambre de Clarice a los Casicuentos...
RFT

Olvido dijo...

mi sincera enhorabuena Bel

Stalker dijo...

me acerco a este delicado fuego de belleza que has encendido, con trote leve de lobo para no despertar la vida generosa que bulle bajo la hojarasca

debajo de tu casa hay un géiser, y es la vida que se da, el lugar donde eso canta y crece, en esa mudez que es arraigo y dulce lumbre,

a ese calor acudimos, desnombrados, y cada uno accede a la porción de resurrección que el fuego compartido le depara,

la lengua de lobo es una y las amapolas emiten un canto polifónico que nombra la lengua plural bajo la ilusión de la identidad,

y es agradecimiento el silencio del lobo que se va, solo, acogido, ya en su tallo,

un abrazo

virgi dijo...

Las amapolas enrojecen felizmente entre el trigal. Son como la vida misma: delicadas, bellas, breves, pétalos que vuelan tras los vaivenes del viento.
Como tu blog.
Especial.
Mi abrazo, gracias por tenerme contigo, querida Bel.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Bel, vengo a comerme tus amapolas, florecidas, como quien busca una lámpara en el pasillo oscuro. Deseo años, muchos años para estas amapolas, y te las agradezco. te abrazo fuerte.

Bel M. dijo...

Querida Silvia:
Es verdad, es difícil explicar a quienes no practican la amistad virtual de qué manera nos conocemos.
Qué lindo y cascabeleante poema! Gracias.

-----------------------------------

No sé quién hace crecer a quién, mi amiga veracruzana. También yo espero seguir siempre encontrando esas palabras y esas manos que tanto dan.

---------------------------------

Gracias a ti, RFT. Tu paso por aquí es siempre tan reconfortante!

----------------------------------

Muchas gracias, Olvido, por no haber hecho aquí honor a tu nombre.

----------------------------------

Querido Stalker:

Esas palabras que aquí has dejado son tan preciosas (con todas las connotaciones del adjetivo) que enmudezco aún más y no sé cómo dar las gracias de nuevo. Me recuerdas a un tal Antonio Rodríguez Esteban que guarda ocultos unos poemas también preciosos... tal vez algún día nos los muestre. Entre tanto, hemos de agradecer a un brillante pájaro venido de muy lejos uno que comienza:

"El día de Ceniza le dan pan de escombros.
Apenas tiene dientes para rezar, pero quiere adelgazar su razón hasta infiltrarla en la piedra..."

Infiltrar en la piedra... algo que sólo tú eres capaz de hacer.

----------------------------------

Querida Virgi:

Me encanta eso de enrojecer felizmente. ¡Ojalá fuera así! La belleza la pones con tu mirada.

---------------------------------

Muchas gracias, Mariel, por esto, por lo que digo arriba y por ese alimento que tú sí proporcionas. Mis mejores deseos también para ti.

----------------------------------

Bel M. dijo...


¡Ah! Y muchos y enormes abrazos a todos.

Carlos dijo...

Bueno, yo entro en la categoría de la primeravez y llego justo para tu festejo de cumple blog. Me alegran esta fechas porque indican tenacidad y esperanza.

Que sean muchos más.

Dante Bertini dijo...

no se si demasiado tarde...la culpa es del mar
¡felicidades!
y gracias a ti por creer en todo esto

Bel M. dijo...

Sé muy bienvenido, Carlos, y muchas gracias.
Por cierto, hablando de tenacidad y esperanza, tú sí que tendrás pronto mucho que celebrar ¡cinco años!

-----------------------------------

Querido Dante:

No se me ocurre mejor ni más envidiable autor de la culpa. ¡Que lo disfrutes! Esperamos una de tus estupendas crónicas a tu regreso.

----------------------------------

Abrazos a los dos!!

----------------------------------

Marisa Peña dijo...

desde que me fui de vacaciones no he parado.Hoy por fin me siento con tranquilidad a darte a ti las gracias, por las amapolas, los octubres, la comprensión, el afecto, la música, la belleza, la complicidad.GRACIAS Bel, por esta tu casa donde, siempre, me sentí y me siento como en la mía propia, por tu palabra, y tu voz...

Bel M. dijo...

Espero, Marisa, que esas vacaciones hayan sido, a pesar del no parar, un auténtico descanso, y que te sigas sintiendo en las amapolas y en los otros brotes que últimamente las acompañan como en casa. Y gracias a ti de nuevo.
Un gran abrazo.

paisajescritos dijo...

¡Qué agradable sorpresa! con la Semana y postsemana Santa hacía días que no pasaba por aquí, lo reconozco. Y me encuentro con una caricia más recibida en abril, tú que abriste el hilo de comentarios. Muchísimas gracias por tenerme en tu almario, que en los blogs ponemos más de un poquito de alma. Tengo pendiente de terminar el texto tuyo de Clarice Lispector: lo bueno es que me acompñana todas las noches desde la mesilla, en un cerrito no muy grande de libros. Besos. Magdalena

Bel M. dijo...

Encantada de verte por aquí, Magdalena. Y tienes razón, a veces es más fácil ponerla un poquito o un mucho ante completos desconocidos que después, en muchos casos, acaban no siéndolo y se produce una especie de hermosa inversión.
Un abrazo grande.

Anónimo dijo...

Bel:
agradecida de que me hayas recordado entre los/las seguidores de tu blog a pesar de que me incorporé tarde. ¡Felicidades por estos años de entrega y buen gusto que recorren tus páginas! Las amapolas silenciosas también nos transmiten cosas: aquellas que imaginamos o intuimos los/las que las olemos.
Soy Duna y te lo envío como anónimo porque tengo un problema con mi dirección de correo.

Bel M. dijo...

Misteriosa Duna:
Gracias a ti por tus visitas, tus palabras, tus siempre generosas consideraciones. También yo intuyo que tras esa duna se esconde un tesoro (¿que tal vez algún día nos desvele?).
Un abrazo.

francisco dijo...

Hola Bel: enhorabuena. Estos días que nos damos cuenta del valor de estos vínculos un tanto etéreos que forjamos los blogeros, los twiteros...podemos soñar que esa poesía que se difunde por el espacio virtual de alguna forma está transformando el mundo. Aunque bastaría para ello que cualquiera de nuestras palabras emocionase o hiciese sentir a una sóla persona. Gracias por tu voz poética. Pachi.

Bel M. dijo...

Tienes toda la razón, Pachi. A veces creemos que son "sólo" relaciones virtuales, pero no, de vez en cuando ocurren cosas que te muestran cuánto de emocional y afectivo has puesto en ello o has recibido.
Muchas gracias a ti por pasar por aquí, por estas palabras y por todo lo que nos ofreces en tus blogs.
Un abrazo grande.

Mertxe dijo...

Hola, Bel. Yo nunca me fui pero ando un poco volátil, un poco aprovechándome del viento. Pero sigo aquí, y si me ves ahora, si te llega este comentario, que quede como un testimonio cariñoso de lo que te digo.

Saluditos desde un Mediterráneo hoy un tanto alterado.

Bel M. dijo...

También yo estoy estos días más que volátil, pero os recuerdo y recuerdo mucho aquellos años en que el intercambio era constante.
Un gran abrazo, querida Mertxe.