Haiku de mayo

Aire sedoso

Esperaba en mi puerta

La lluvia cae



16 comentarios:

alfaro dijo...

Qué difíciles los haikus...
Aire sedoso me recuerda el tacto de los pétalos de las amapolas, tan frágiles...
Es muy sensorial, de tacto, el aire suave que te espera, que encuentras al salir...
Me gusta tu haiku.

Acabo de añadir amapolas en octubre (me encanta este nombre) a mi ciudad, espero que no te importe.

Un abrazo.

Nuria dijo...

Maravillosa tu bosanova, suenta tan bien como tu haiku que no es más que un preámbulo de lluvia

giovanni dijo...

Gentle rain... your tears... our love will be sweet... Lluvia gentiloza (suave)... tus lágrimas... nuestro amor será hermoso (dulce)...

Y el haiku muy dulce também.

Escribí algo sobre Clarice Lispector en mi blog.

Beijo

Bel dijo...

Alfaro,
Encantadísima de estar en tu bella ciudad. Cuando construya una, espero que me permitas también incluirte.
Besos.

Bel dijo...

Gracias por tu dulce comentario, Nuria. Sí, eso pretendía.
(Siempre me pillas viniendo del rascacielos).
Un beso.

Bel dijo...

Beijos, muitos, a ti Giovanni. Suave y gentil eres tú.
Ahora me voy al lugar donde "Tutto é possibile". Estoy deseando ver qué has escrito sobre Clarice.

Fernando Sarría dijo...

viento de noche
me abrigas el alma
oscuro y denso...

querida mía amo la lluvia y respirar la vida...la poesía como bien sabes crece en terrenos de luz y oscuridad y yo me encuentro en los acantilados de Dover...al borde exacto del vértigo...hermoso haiku...besos.

BELMAR dijo...



¿Qué te gustó del relato?

«Si las puertas de la percepción se abriesen, todo aparecería ante el hombre tal cual es: infinito.»

Bel dijo...

Fernando,
Pero los faros se mantienen, a pesar de todo, firmes. Eso creo.
Un abrazo desde la costa.

Bel dijo...

Hola Belmar,
Me gusta lo más importante, lo bien escrito que está, cómo se ve y casi se vive la escena. Puedo percibir todo eso y, como te decía, no a pesar de, sino creo que gracias al impacto que me causa. Si no fuera bueno, el texto no me habría causado impresión alguna.

ybris dijo...

La lluvia cae.
Pongo a secar aquí
mi sentimiento.

Suena precioso tu haiku con la música de fondo.
Gracias por tu visita y tus palabras (curiosa la relación entre poesía y matemáticas. También me encanta Yves Bonnefoy)

Bel dijo...

Ybris,
Gracias por tu visita y por tu regalo. Mi casa está llena de cosas puestas a secar.
Volveré a visitarte.
Un abrazo.

mundodoc dijo...

Precioso Haiku!!

Me motivaste, sabes?
Debo contarte un secreto... jamás antes había escrito Haikus, antes de leer el tuyo, por cierto, muy hermoso.
Llegué ayer a mi casa, a investigar sobre el Haiku, y cuando comprendí la estructura y la idea, intenté escribir los míos propios. Los resultados del experimento están en mi blog. Me encantaría los revisaras, para ver qué te parecen, si me salí de alguna regla o algo así. Rosa me dice que el Haiku es un acto personal, una interpretación propia e íntima de lo que nos heredaron los antiguos nipones. Yo, que no sé nada de nada, y no soy digno del entendimiento intelectual, sólo tengo ánimos de escribir, de escribir sin parar, bien, mal, escribir sin parar, y ahora quise hacerlo como un Haiku. ¿Mi experiencia? Enriquecedora... me hice adicto a las 17 sílabas "moras".

Mi despedida Haiku:

"Gracias Isabel
por mostrarme el mundo
de tus poemas

cómo no lanzar
botellas a tu isla
no esperes más"

Bel dijo...

Querido Denis,
Esta semana ando loca de trabajo, pero espero pasar muy pronto (y encantadísma, por cierto) a ver tus haikus.
Muchísimas gracias por los dos regalos (tus preciosos haikus)y por revelarme tu secreto. Me has hecho el mayor halago que puede recibir un escritor (más aún, como yo, que ni siquiera lo es del todo). Incitar a otros a escribir.
Un gran abrazo.

ángel dijo...

La lluvia es una cosa/ que sin duda sucede en el pasado, Borges Dixit. Gracias por la diáfana redondez de esta gota de frescura.




Saludos....

Bel dijo...

Ángel:
¡Qué sorpresa, estás aquí también! Este poema de Borges lo leí mucho en el pasado. No había vuelto a pensar en él. Gracias a ti por tus preciosas palabras y por recordármelo.
Abrazos.